La justicia europea rechaza la aplicación del IVA reducido a los libros electrónicos

Bruselas, 5 mar (EFE).- El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) sentenció hoy que Francia y Luxemburgo no pueden aplicar un tipo reducido del IVA a la distribución de libros electrónicos, a diferencia de lo que ocurre con los libros en papel.

La corte comunitaria, con sede en Luxemburgo, dio así la razón a la Comisión Europea (CE), que le había solicitado aclarar si esos dos países vulneraban la directiva sobre IVA de 2006 al aplicar desde 2012 un tipo reducido del 5,5 % y el 3 %, respectivamente, a los libros electrónicos.

El Tribunal señala que los tipos reducidos del IVA únicamente se aplican a las entregas de bienes y a las prestaciones de servicios de las categorías que figuran en el anexo III de la directiva IVA, que menciona el «suministro de libros, en cualquier medio de soporte físico».

Es decir, que los tipos reducidos son únicamente aplicables a las operaciones consistentes en la distribución de libros que tengan un soporte físico.

Aunque el fallo reconoce que, para poder leerse, el libro electrónico necesita un soporte físico (como un ordenador), dicho soporte «no está incluido en la distribución de libros electrónicos».

La corte también considera que la directiva europea excluye cualquier posibilidad de aplicar un tipo reducido del IVA a los «servicios suministrados por vía electrónica», y en su opinión la distribución de libros electrónicos es un servicio de esta clase.

Además, rechaza el argumento de que la distribución de libros electrónicos constituye una entrega de bienes y no un servicio.

Señala que únicamente puede calificarse de «bien corporal» el soporte físico que permite la lectura de esta clase de libros, el cual no obstante no se incluye en el suministro.

La decisión de hoy no afecta a que Francia y Luxemburgo apliquen un tipo de IVA reducido a los libros en soporte físico, como los libros impresos en papel.

«Las industrias creativas y culturales de la UE necesitan nuestro apoyo», señaló hoy el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, en su cuenta oficial de Twitter.

«La sentencia sobre los libros electrónicos debe ser abordada de inmediato por la Comisión», añadió.

La Federación Europea de Editores, por su parte, envió hoy una carta abierta a los presidentes de la CE, Jean-Claude Juncker; del Consejo Europeo, Donald Tusk, y del Parlamento Europeo, Martin Schulz, para pedir que se enmiende la legislación en vigor.

«Urgimos a la Comisión a que a que actúe rápidamente para enmendar la legislación pertinente para asegurar que refleja el progreso tecnológico y elimina un obstáculo serio al desarrollo del mercado del libro electrónico», señala la misiva, que también firma el presidente de la Federación de Gremios de Editores de España, Daniel Fernández.

«Estamos convencidos de que el valor de un libro no depende de su formato o de la manera en la que los lectores accedan a él», añaden.

Acerca de ProfesionalesHoy 26102 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy