Bruselas exige a Francia más esfuerzo en el déficit y reformas suplementarias

París, 11 mar (EFE).- El comisario europeo de Asuntos Económicos, el francés Pierre Moscovici, señaló hoy que Francia tendrá que anunciar recortes presupuestarios de aquí al 10 de junio y reformas suplementarias antes de finales de abril.

Moscovici, en sendas entrevistas a la emisora France Info y al diario Le Figaro, afirmó que el plazo adicional de dos años que la Unión Europea ha dado a Francia para reducir el déficit por debajo del 3 % del producto interior bruto (PIB) implica esas dos condiciones y advirtió de que «las sanciones son posibles si no se hacen esfuerzos suplementarios».

Insistió en que no se ha hecho «ningún regalo» a Francia, que las sanciones hasta ahora no se justificaban de acuerdo con las reglas europeas y también que «sancionar es un error».

«Si Francia hubiera incumplido sus compromisos en 2013 y 2014, habría sido sancionada. Eso no ha ocurrido. Pero hemos elevado en un grado nuestra atención a ir más lejos», comentó.

Insistió en que de aquí a finales de abril espera que el Gobierno francés presente «un programa de reformas ambicioso, preciso y con una agenda», pero se negó a señalar cuáles porque «no corresponde a la Comisión dictar las reformas».

«El esfuerzo de reformas de Francia es innegable. Pero no es suficiente para reducir los desequilibrios de la economía», argumentó.

En cuanto al déficit, destacó que se ha reconocido una diferencia de 0,2 puntos de PIB entre el déficit «estructural» programado por París y el esperado por Bruselas, lo que implica «de 3.000 a 4.000 millones de euros».

Y eso significará que «harán falta tomar medidas de ahorro suplementarias, y tomarlas rápidamente -antes del 10 de junio».

A eso se añadirá «un esfuerzo suplementario de 0,8 a 0,9 puntos de PIB para la reducción del déficit estructural» en 2016 y 2017, indicó, además de subrayar que esa exigencia «es todo salvo un regalo».

Los ministros de Economía y Finanzas de la UE se mostraron ayer flexibles con Francia al prorrogar por tercera vez la fecha límite para que corrija su déficit después de 2009 y 2013.

De acuerdo con esa decisión, basada en «el considerable deterioro en la posición presupuestaria» resultante de una mayor debilidad económica, Francia tendrá que rebajar este año el déficit al 4 % del PIB, el siguiente al 3,4 % y al 2,8 % en 2017.

Ello requerirá un esfuerzo estructural de un 0,5 % este año, un 0,2 % más de lo previsto inicialmente, de un 0,8 % en 2016 y de un 0,9 % en 2017.

Acerca de ProfesionalesHoy 26053 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy