Inditex gana el 5 % más en 2014 y repartirá beneficios entre sus empleados

Arteixo (A Coruña), 18 mar (EFE).- Inditex, dueño de Zara, elevó su beneficio neto el 5 % en 2014 y ha decido repartir entre sus empleados, excluidos los directivos, parte del aumento de las ganancias que genere durante los dos próximos ejercicios en reconocimiento a su contribución al éxito del grupo.

Las cuentas de 2014, cerradas el 31 de enero, arrojaron ganancias de 2.501 millones de euros y ventas de 18.177 millones, el 8 % más, a pesar de la depreciación de algunas de las monedas en las que opera. A tipos de cambio constante, las ventas avanzaron el 11 %.

En España, las ventas crecieron un «sólido» 5 %, ha destacado hoy el presidente del grupo, Pablo Isla, quien ha subrayado que confían en que este crecimiento se mantendrá en 2015, en línea con la recuperación de la economía, y que este año volverán a generar empleo en el país, aunque no lo ha cuantificado.

«Nuestro crecimiento en 2014 ha sido muy sólido y pensamos que ese crecimiento, en la medida que podamos ser indicadores de evolución de la situación económica, va continuar en 2015», ha dicho Isla.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) repuntó el 5 %, hasta 4.103 millones, y la ventas en superficie comparable (tiendas que llevan un año abiertas) aumentaron el 5 %.

Con estos resultados, Inditex mantiene el liderato mundial de la distribución textil, por delante de H&M, que ganó 2.142 millones de euros y facturó 16.233 millones en su último año fiscal.

En la bolsa, las acciones de la compañía subían a las 13.10 el 3,18 %, hasta 29,04 euros por título, y protagonizaban la mayor alza del IBEX-35.

Con cargo a las cuentas de 2014, la compañía repartirá un dividendo bruto de 0,52 euros por acción, importe superior en un 7,4 % al de un año antes y que reportará unos ingresos de 960 millones al creador y máximo accionista del grupo, Amancio Ortega.

El plan extraordinario para repartir parte del beneficio que genere en 2015 y 2016 irá destinado a los trabajadores de tiendas, fabricación, logística, cadenas y filiales de todo el mundo con más de dos años de antigüedad (unas 70.000 personas en la actualidad).

Entre ellos, Inditex repartirá el 10 % del incremento del beneficio neto atribuido a la sociedad dominante respecto al año anterior, hasta un máximo del 2 % del beneficio total. Con cargo a la evolución de 2014, habría repartido 12,4 millones.

Con este plan, «queremos poner de manifiesto la contribución de todos los trabajadores de Inditex al desarrollo de la compañía», ha afirmado Isla.

De vuelta a las cuentas de 2014, España, donde las ventas crecieron el 5 %, aportó el 19 % de la facturación del grupo, frente al 19,7 % de un año antes; en tanto que Asia elevó su peso del 20,4 % al 21,1%, y el resto de Europa del 45,9 % al 46 %. América bajó del 14 al 13,9 %.

Por cadenas, Zara facturó 11.594, el 7 % más; Pull&Bear 1.284 (8 %), Massimo Dutti 1.413 (9 %), Bershka 1.664 (7 %), Stradivarius 1.130 (12 %), Oysho 416 (18 %) y Zara Home 548 (21 %). Por contra, Uterqüe bajó sus ventas de 71 a 68 millones.

Como adelanto del devenir de 2015, Isla ha detallado que las ventas en tienda y online a tipos de cambio constantes aumentaron un 13 % del 1 de febrero al 14 de marzo.

A lo largo del año, el emporio de la moda creado por Amancio Ortega tiene previsto invertir 1.350 millones y abrir entre 420 y 480 tiendas.

En paralelo, continuará cerrando tiendas cercanas a otras más grandes, lo que implicará la «absorción» de entre 80 y 100 establecimientos; y reforzará su actividad en comercio electrónico, con la apertura de tiendas online en Taiwán, Hong Kong y Macao.

El grupo Inditex cerró con 137.054 trabajadores y generó 8.741 puestos de trabajo, de ellos, más 1.800 en España, tanto en tienda como en su sede central y plataformas logísticas.

La firma acabó el ejercicio con 6.683 tiendas distribuidas en 88 países, 343 más que un año antes.

Acerca de ProfesionalesHoy 26637 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy