Corea del Sur se une al banco impulsado por China y asume un papel “activo”

Seúl, 27 mar (EFE).- Corea del Sur anunció hoy que se adherirá como miembro fundador al Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (AIIB) impulsado por China, en el que tratará de desempeñar un papel activo y ostentar un peso importante.

“Participaremos activamente en la fundación del AIIB y trataremos de tener en él la mayor influencia posible”, afirmó el viceministro de Finanzas surcoreano, Choi Hee-nam, en una rueda de prensa en la ciudad meridional de Busan.

Seúl confirmó el jueves, solo cinco días antes de la fecha límite establecida el 31 de marzo, su adhesión a este banco de inversiones creado por China, al que se sumaron como socios fundadores Alemania, Francia e Italia y que EE.UU. ve con recelo.

“La unión al AIIB antes de la fecha límite de 31 de marzo permite a Corea del Sur presentar su visión sobre diversos temas y aprovechar las ventajas que se ofrecen a los miembros fundadores”, afirmó el viceministro.

Corea del Sur, cuarta economía de Asia, espera contar con una influencia importante en el nuevo banco, donde en principio las cuotas se repartirán según el PIB de los Estados miembros.

El Ministerio de Finanzas surcoreano aseguró que la unión al AIIB permitirá al país expandir su presencia en el vasto mercado asiático a las grandes empresas nacionales en los sectores de construcción, comunicaciones y transporte, al facilitar su acceso a obras de infraestructura a gran escala.

Además, Corea del Sur busca aumentar su influencia en la economía mundial al unirse por primera vez como miembro fundador a una institución financiera multinacional, destacó el Ministerio en un comunicado tras anunciar su decisión.

La adhesión al AIIB de Seúl, que tardó ocho meses en tomar esa decisión, ha estado rodeada de cierta polémica debido a que EE.UU., su principal aliado político, expresó su malestar ante la creación del nuevo banco impulsado por China.

Expertos aseguran que Washington ve el AIIB como una posible competencia al Banco Asiático de Desarrollo (BAsD), una organización financiera para el desarrollo económico de Asia y el Pacífico en la que Washington y Tokio disponen de un peso importante.

Muchos lo interpretan también como una respuesta de China a la excesiva influencia de EE.UU. en el Banco Mundial (BM).

De momento, una treintena de países de las regiones de Asia-Pacífico, Oriente Medio y Europa se han unido al nuevo banco impulsado por la segunda economía del mundo, y otros Estados importantes como Japón y Australia están considerando la decisión.

Acerca de ProfesionalesHoy 33772 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy