El déficit cierra 2014 en el 5,72 % y cumple con la recomendación de Bruselas

Madrid, 27 mar (EFE).- El déficit público de las administraciones públicas cerró 2014 en el 5,72 % (60.537 millones), lo que implica que cumplió con la recomendación de la Unión Europea (5,8 %), aunque no con el objetivo fijado por el Gobierno en el Programa de Estabilidad (5,5 %).

En cualquier caso, en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, tanto la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, como el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, han incidido en que si se descuenta «una circunstancia excepcional y coyuntural» como es el impacto de la devolución del céntimo sanitario (1.699 millones), el déficit habría sido del 5,56 % del PIB.

El déficit primario de las Administraciones Públicas -que excluye el gasto por intereses- descendió hasta el 2,46 % del PIB a finales de 2014, frente al 3,07 % registrado en 2013.

La Administración Central redujo su déficit público en 2014 más de un 15 %, hasta los 37.468 millones (3,54 % del PIB), una vez excluidas las ayudas financieras.

Dentro de la Administración Central, el déficit del Estado fue de 40.068 millones (3,79 % del PIB), aunque si se descuenta el efecto de la devolución del céntimo sanitario, el déficit se reduciría al 3,62 %.

Asimismo, los Organismos de la Administración Central tuvieron un superávit de 2.600 millones a finales de 2014 (0,25 % del PIB), una vez descontadas las ayudas concedidas a las entidades de crédito que no se tienen en cuenta para el cumplimiento del objetivo de estabilidad y que ascendieron a 1.204 millones en 2014, frente a 4.897 millones en 2013.

Los Fondos de la Seguridad Social registraron un déficit de 11.202 millones (1,06 % del PIB), con un saldo negativo de 15.006 millones (1,42 % del PIB) del sistema de Seguridad Social y un superávit del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) de 4.595 millones.

Además, sólo las comunidades de Navarra, Canarias, el País Vasco y Galicia cumplieron el objetivo de déficit público en el año 2014 y cuatro autonomías -Murcia, Cataluña, Extremadura y Comunidad Valenciana- superaron el 2 % de desviación, el doble que tenían permitido.

Montoro ha admitido que el objetivo del 1 % para las comunidades «era exigente», ya que en 2014 sufrieron un incremento de sus costes financieros y a su vez contaban con menos recursos del sistema de financiación autonómica.

En conjunto, las comunidades autónomas cerraron 2014 con un déficit de 17.529 millones de euros, el 1,66 % del PIB, mientras que las entidades locales lograron un superávit de 5.662 millones (el 0,53 % del PIB).

Montoro ha ensalzado la política presupuestaria del Gobierno, «que ha permitido el impulso de la recuperación económica y la creación de empleo», y que hace que España lidere ambos ámbitos en la zona del euro.

El ministro ha subrayado la importancia de que el Ejecutivo haya conseguido reducir el déficit con la economía en recesión y ha recordado que los datos ofrecidos hoy son provisionales y quedarán confirmados a finales de septiembre.

También ha incidido en que las cifras muestran que el estado de las autonomías es «gobernable» en términos de política económica y presupuestaria.

Una circunstancia que, a su juicio, le añade más valor por ser España un país «muy descentralizado».

Montoro ha recordado que al comienzo de la legislatura se hablaba de crisis y de destrucción de empleo, mientras que ahora se están superando estas situaciones, y ha añadido que también se comentaba que las autonomías no eran gobernables y había que cerrarlas y eliminar miles de ayuntamientos, observaciones que «se ha demostrado» que no eran correctas.

Acerca de ProfesionalesHoy 27135 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy