El «Madoff español» desviaba a sus cuentas personales fondos de clientes

Madrid, 9 ene (EFE).- El exresponsable de Finanzas Forex Germán Cardona Soler, conocido como el «Madoff español», desviaba fondos de los clientes a cuentas personales, según uno de los testigos que ha declarado en el juicio por la estafa piramidal con la que habría defraudado más de 350 millones de euros.

Cardona, que presuntamente estafó a cerca de 180.000 personas entre 2007 y 2010, desviaba fondos de los clientes a cuentas personales suyas, dejando siempre claro que no eran cuentas de la sociedad sino propias y recalcando que el origen de estos fondos era personal, procedente de inversiones inmobiliarias, y no de la operativa de Forex.

Así lo ha relatado uno de los testigos que ha declarado hoy, uno de los agentes que intervino en la investigación llevada a cabo para desentrañar la maraña de sociedades a través de las cuales Cardona habría perpetrado la estafa; han declarado también otros miembros de la Policía Nacional, de la unidad de inteligencia financiera española, el Sepblac, y de la Unidad de Delitos Económicos y Financieros (UDEF).

El mismo testigo ha explicado que, tras el análisis de las cuentas en las que los inversores depositaban los fondos, queda claro que varias de ellas soportaron pérdidas continuadas de hasta un 25 %.

Pese a ello, en la información que Cardona aportaba a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y en la que se publicaba en la página web sí se señalaban beneficios, aunque los extractos de las cuentas muestran que no era así.

El porcentaje que se invertía en el mercado de divisas, la principal actividad de Finanzas Forex, «era mínimo», ha añadido el testigo, ya que el grueso de los fondos se empleaba en inversiones inmobiliarias, «que no proporcionan intereses mensuales», y en cuentas de Cardona.

Este reunió en alguna ocasión a sus inversores en Valencia o Suiza, para presentarles resultados y, «para disfrazar la falta de rendimientos», transfería regularmente fondos para dar la impresión de que había beneficios.

Según ha explicado el testigo, Cardona fundaba empresas en las que trataba de no figurar, «de estar como un empleado más», pero en la práctica era él quien manejaba las cuentas y decidía el destino del dinero.

A lo largo de la investigación, se han localizado sociedades en Panamá, las Islas Vírgenes, las Islas Marshall y otros refugios fiscales, aunque el testigo ha admitido que consta la existencia de otras muchas «a las que no han podido acceder».

El fiscal Daniel Campos solicita 21 años de prisión por estafa, falsedad, blanqueo de capitales y asociación ilícita para Germán Cardona, además de una multa superior a 300 millones de euros.

Reclama también penas de cárcel para otros tres acusados de poner en marcha una «estructura con la que enriquecerse ilícitamente y ocultar las ganancias».

Según el relato del fiscal, los acusados centraron su actividad entre marzo de 2007 y mayo de 2009 en Evolution Market Group (EMG), cuyo nombre comercial era Finanzas Forex, domiciliada en Panamá y presidida por Cardona.

Desde ahí ofrecían inversiones en el mercado de divisas asegurando un retorno de entre el 10 % y el 21 %, «sin que en realidad existiera ninguna actividad comercial o financiera que produjera rentabilidad alguna».

Acerca de ProfesionalesHoy 27522 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy