El banco público catalán financiará a las empresas con 700 millones

Barcelona, 15 ene (EFE).- El Instituto Catalán de Finanzas (ICF) pondrá este año a disposición de las empresas catalanas, principalmente de las pymes, unos 700 millones de euros a través de préstamos y avales.

En una entrevista concedida a Efe, el consejero delegado de esta entidad financiera propiedad de la Generalitat, Josep-Ramon Sanromà, ha hecho esta estimación acerca de la actividad que tendrá el ICF este 2017.

Respecto al ejercicio de 2016, Sanromà calcula que se cerrará con un volumen de préstamos y avales facilitados a empresas ligeramente superior a los 600 millones de euros, lo que supone «un 10 % menos» que en 2015.

«En 2016 hemos hecho más operaciones y con más empresas, pero hemos tenido un poco menos de actividad que el año anterior», ha comentado el máximo responsable de esta institución.

«La actividad (del ICF) baja, principalmente, porque la banca privada ha abierto el grifo del crédito», ha argumentado Sanromà, que ha recordado que el ICF, como entidad «anticíclica», tiene más actividad cuando hay restricción del crédito privado.

Ante este escenario de reactivación del crédito por parte de la banca comercial, gracias a la política del Banco Central Europeo, el ICF seguirá potenciando este año su rol de «complemento» de la banca privada.

Así, el ICF continuará ayudando a financiar a empresas emergentes (startups) o bien a financiar préstamos para inversiones de empresas «a medio y largo plazo».

Entre los 700 millones en financiación que se podrán a disposición de las empresas, Sanromà ha precisado que 100 millones se destinarán a financiar proyectos de innovación industrial, una línea de préstamos a diez años impulsada por el departamento de Empresa y Conocimiento y que ya está activa.

Sanromà también ha explicado que el ICF reforzará su apuesta por el capital riesgo este año, que ha sumado una inversión en torno a los veinte millones de euros en 2016.

El ICF canaliza sus inversiones en capital riesgo a través de fondos, por una parte, y de préstamos participativos en empresas, por otra, y en 2017 se ampliará especialmente la apuesta por esta segunda vía.

En este sentido, Sanromà ha asegurado que Barcelona ha ido posicionándose «como un hub estratégico» para empresas emergentes, y como prueba de ello ha explicado que gestoras internacionales de fondos, empezando por las francesas, ya se dirigen al ICF para plantearle propuestas de inversión conjuntas en Cataluña.

Por otra parte, Sanromà ha comentado que, de entre la financiación que el ICF facilitó en 2016, «en torno al 85 o 90 %» es nueva, frente al 70,1 % de 2015.

«Las grandes operaciones de reestructuración se han hecho y por eso cada año el peso de las refinanciaciones de crédito se irá reduciendo y aumentará el peso del dinero nuevo», ha argumentado.

Si en 2015 el Grupo ICF cerró con un resultado positivo de 8,6 millones de euros, en 2016 Sanromà cree que se mejorará «un poco» los resultados del año anterior.

En cuanto a la morosidad, que en 2015 se situó en el 13,8 %, descendió el año pasado, ha apuntado Sanromá, que ha asegurado que el ICF no ha tenido que afrontar «tanta demanda de provisiones», porque estaba «en un buen nivel de cobertura de riesgos en dudosos».

Acerca de ProfesionalesHoy 25663 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy