Felipe VI prevé que España logrará «muchos más» proyectos en Arabia Saudí

Riad, 16 ene (EFE).- Felipe VI se mostró hoy convencido de que tras la adjudicación de obras como la construcción del AVE entre Medina y La Meca y del metro de Riad, las empresas españolas lograrán «muchos más» proyectos aprovechando la política de apertura económica del país árabe para reducir su dependencia del petróleo.

El Rey de España expresó la confianza en las compañías españolas durante un foro económico con directivos saudíes en Riad en el que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, confirmó la aprobación definitiva de la prórroga de 14 meses para finalizar el AVE entre La Meca y Medina.

«Estamos convencidos de que a los primeros proyectos ya adjudicados a las empresas españolas en Arabia Saudí les seguirán muchos más, puesto que nuestro país cuenta con empresas muy cualificadas y con mucha experiencia», presagió don Felipe ante los alrededor de 60 empresarios de ambos países.

Arabia Saudí puso en marcha el pasado año la estrategia «Visión 2030», con la que pretende diversificar su economía y fomentar la inversión extranjera para reducir su dependencia del petróleo.

Felipe VI subrayó el interés de las compañías españolas en colaborar en este programa una vez demostrada su valía en los proyectos que hay en marcha.

«Pueden estar seguros de que las empresas españolas continuarán estando a la altura, como lo están demostrando en todo el mundo», garantizó el jefe del Estado a los empresarios saudíes, ante los que enumeró una decena de grandes obras que están ejecutando compañías nacionales, como la ampliación del canal de Panamá.

Para el monarca, el que Arabia Saudí adjudicara a un consorcio español su proyecto «más emblemático», como es el «Ave del desierto», es una señal de la confianza depositada.

Felipe VI se mostró seguro de que esta obra servirá como «exponente de la mejor tecnología mundial» y «será finalizado «con éxito» una vez acordada la moratoria para que se concluya en marzo de 2018 y una inversión extra de 150 millones por sobrecostes.

Para ayudar a Arabia Saudí a alcanzar sus aspiraciones del plan 2030, don Felipe destacó el deseo de las empresas de crear «oportunidades de trabajo estimulantes para jóvenes, hombres y mujeres», en un país donde están sometidas debido a la visión estricta del islam por parte del régimen.

Se trata, añadió el Rey, de «construir carreras profesionales que contribuyan a su sociedad y a su país, trabajando como profesionales de excelencia, que observen sus responsabilidades sociales» y ayuden a crear una economía sostenible.

Otro aspecto en el que incidió fue el de la educación y la cualificación de los trabajadores con el fin de «cerrar la brecha existente entre la formación que reciben y las necesidades reales del mercado de trabajo».

Al amparo de las buenas relaciones entre las familias reales española y saudí, Felipe VI remarcó la «intensidad creciente» de los vínculos económicos, después de que los contratos obtenidos por las compañías españolas hayan superado los 17.000 millones de euros desde 2010.

«Las empresas españolas han tomado la decisión de apostar por Arabia Saudí y de confiar en el futuro de este país a través de la inversión directa», enfatizó Felipe VI, quien ya trasladó este deseo al rey Salman bin Abdelaziz en la audiencia mantenida ayer, domingo.

Además del sector ferroviario y de la construcción, don Felipe citó otros proyectos en los que España pueda aportar más experiencia como la ingeniería, las energías renovables o el tratamiento de aguas.

De la Serna confirmó que la reunión de don Felipe con el rey Salman y varios ministros saudíes ha servido para aprobar de forma definitiva el preacuerdo sobre el «AVE del desierto» sellado en noviembre de 2016.

El ministro de Fomento subrayó que esta prórroga «garantiza y acelera el éxito de esta emblemática obra», el mayor contrato de infraestructura logrado por un consorcio español en el extranjero, con un montante de 6.736 millones de euros.

Según De la Serna, las relaciones con Arabia Saudí son «excelentes y no dejan de crecer», por lo que expresó la «máxima disposición» para identificar nuevos proyectos y prolongar esta «histórica» colaboración.

La visita del Rey también ha sido «clave» para que pueda cerrarse del todo el contrato de la empresa Navantia de venta de cinco corbetas al Ejército saudí por valor de unos 2.000 millones de euros, según explicó el presidente de esta empresa pública, José Manuel Revuelta.

No obstante, Revuelta no quiso dar más detalles de cuándo el régimen saudí refrendará la operación, que incluye la construcción de una base naval donde atracarán los barcos.

El foro empresarial y la visita previa al Centro Rey Abdalá de Energía Atómica y Renovable pusieron punto final al viaje oficial de don Felipe a Arabia Saudí, que tuvo que ser suspendido en dos ocasiones el pasado año, la primera por la falta de Gobierno en España y la última por el fallecimiento del príncipe Turki bin Abdelaziz, hermano del rey Salmán.

Acerca de ProfesionalesHoy 25663 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy