La ola de frío dispara el consumo y los precios de la energía eléctrica

Madrid, 18 ene (EFE).- La ola de frío que afecta a la Península y Baleares ha disparado el consumo de energía eléctrica y ha elevado el precio en el mercado mayorista hasta niveles que no se veían desde hace más de dos años, lo que encarecerá el recibo de la luz para los clientes acogidos a la tarifa regulada.

El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) estudian si las subidas se deben únicamente a factores coyunturales -frío, sequía, falta de viento, alza del petróleo y parón nuclear en Francia- o si existe algún comportamiento inadecuado por parte de los agentes del sector.

El mercado eléctrico mayorista ha marcado hoy un precio medio para mañana, jueves, de 85,79 euros el megavatio-hora (MWh), lo que supone el nivel más alto desde diciembre de 2013.

Según los datos de OMIE, este precio supera en un 8,8 % el marcado ayer para la jornada de hoy -78,83 euros el MWh de media-, y se acerca más a los 91,89 euros alcanzados en diciembre de 2013.

El precio superará los 95 euros el MWh durante algunas horas del jueves.

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ha explicado -en declaraciones a la cadena Cope- que, con los niveles de precios actuales, el recibo de la luz puede costar «unos cien euros más al año».

En estas subidas están influyendo varios factores. Por un lado, un contexto meteorológico «complicado»: sin agua, la forma más barata de generar electricidad, y con poco viento.

A esto se ha unido la parada de parte de las centrales nucleares en Francia. Esta situación ha elevado el precio en su mercado y ha convertido al país en importador de energía eléctrica española, lo que ha encarecido la luz en España.

«Es normal que los precios sean altos en este contexto y en esta época», ha explicado a Efe el director general de la comercializadora Factorenergia, Emilio Rousaud, quien cuestiona, no obstante, el nivel de los picos que se están tocando.

Nadal ha señalado que la situación comenzará a mejorar cuando haya más «agua y viento» y se «normalicen» los mercados en el centro de Europa.

El titular de Energía ha pedido a las eléctricas que durante esta ola de frío sean «tremendamente diligentes» en el cumplimiento de sus obligaciones con las distintas administraciones pública para atender a los consumidores más vulnerables.

Sobre la escalada de precios en el mercado mayorista, Nadal ha recordado que pidió una investigación a la CNMC y ha dicho que espera que el organismo regulador la remita en breve.

El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, ha dicho que el organismo sigue «con enorme interés» las subidas en el mercado mayorista.

En una entrevista con Efe, Marín Quemada ha apuntado que la CNMC vigila los movimientos del mercado para diferenciar los que pueden derivarse de circunstancias atmosféricas -sequía y falta de viento-, o del parón nuclear en Francia «de cualquier otro fenómeno o comportamiento de alguno de los agentes que están en ese mercado».

Los precios del mercado mayorista afectan de distinta manera a los consumidores en función de la tarifa que tengan, aunque, en términos generales, suponen algo menos de la mitad del recibo de luz.

El resto del recibo depende de los denominados peajes, que fija el Gobierno, y los impuestos.

En el mercado eléctrico, con 25 millones de consumidores, hay dos opciones: la tarifa regulada o precio voluntario al pequeño consumidor (PVPC), donde están unos 12 millones de usuarios, y el mercado libre, donde unos 13 millones tienen distintas tarifas con sus compañías.

La ola de frío se nota también en el consumo eléctrico, que hoy ha alcanzado niveles que no se veían desde 2012, según datos de Red Eléctrica de España (REE).

A las 20:20 horas, la demanda se ha situado en 41.217 megavatios, por debajo aún del récord de 2012, que fue de 43.010 megavatios.

Desde entonces, los máximos anuales de demanda horaria han rondado los 40.000 megavatios: 39.963 megavatios en 2013, 38.666 megavatios en 2014, 40.324 megavatios en 2015 y 40.144 megavatios en 2016.

Aún queda lejos el máximo histórico de consumo, los 44.876 megavatios registrados el 17 de diciembre de 2007.

La ola de frío elevará también el consumo de gas a máximos no vistos desde 2012 con una previsión de demanda para todo el día 1.492 gigavatios hora (GWh), según consta en la web de Enagás.

Esta previsión -la cifra definitiva se conocerá mañana- supondría superar los máximos de consumo alcanzados en los últimos cuatros años.

Acerca de ProfesionalesHoy 27521 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy