Un tribunal de Seúl decide hoy sobre la detención del «número uno» de Samsung

Seúl, 18 ene (EFE).- El Tribunal del distrito central de Seúl inició hoy una audiencia para decidir si ordena la detención del presidente de facto del grupo Samsung, Lee Jae-yong, por presunto soborno dentro de la trama de corrupción de la «Rasputina».

La audiencia comenzó a las 10.30 hora local (1.30 GMT) y está previsto que los jueces que instruyen el caso se pronuncien hacia la medianoche sobre el arresto del heredero de la mayor multinacional surcoreana, tras escuchar los argumentos de la acusación y de la defensa.

El equipo de fiscales que investiga el caso solicitó el lunes una orden de arresto de Lee por considerar que existen pruebas sobre donaciones multimillonarias de Samsung a fundaciones y empresas controladas supuestamente por Choi Soon-il, apodada la «Rasputina» y amiga íntima de la presidenta del país, Park Geun-hye, a cambio de favores.

Samsung abonó presuntamente unos 43.000 millones de wones (33,7 millones de euros/ 35,8 millones de dólares) a una empresa con sede en Alemania y presidida por la «Rasputina» y a otras dos fundaciones sin ánimo de lucro vinculadas a Choi, para que el Gobierno de Park apoyara en 2015 una controvertida fusión de dos empresas del grupo.

En su comparecencia ante el tribunal, el representante legal de Lee ofreció «una completa explicación» sobre la postura del sospechoso, dijo en declaraciones recogidas por la agencia local Yonhap tras su declaración, que se prolongó durante cerca de cuatro horas.

«Estamos seguros de que el tribunal tomará una decisión sabia», señaló el letrado Song Woo-chul, quien añadió que corresponde a los jueces determinar si Samsung obtuvo un trato favorable de las autoridades a cambio de sus donaciones a las organizaciones vinculadas a Choi.

Además del delito de soborno, se le acusa de perjurio por haber ofrecido versiones diferentes de los hechos en su comparecencia ante un comité de investigación parlamentario el mes pasado y en su interrogatorio ante la fiscalía la semana anterior.

Los fiscales también investigan la posible implicación en el caso de otros tres altos ejecutivos del grupo Samsung, entre ellos el vicepresidente del conglomerado, Choi Gee-sung, aunque por el momento no han solicitado su detención.

En la víspera, la sobrina de la «Rasputina», Chang Si-ho, admitió ante el mismo tribunal que chantajeó a Samsung en colaboración con su tía, a la que señaló como cerebro de la trama de corrupción que ha sacudido Corea del Sur y ha causado la destitución de la presidenta Park.

Por su parte, Choi, de 60 años y encarcelada desde el pasado noviembre, volvió a negar por boca de su abogado todos los cargos que se le imputan, entre los que figuran abuso de poder, chantaje e intento de fraude.

Acerca de ProfesionalesHoy 27590 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy