La AEB cree que sin la gran banca la crisis en España aún no habría terminado

Madrid, 19 oct (EFE).- El presidente de la patronal bancaria, AEB, José María Roldán, ha defendido hoy que los bancos españoles, especialmente los grandes internacionales, han sido una fuente de estabilidad para la economía, sin la cual la crisis habría sido «más intensa y dolorosa y probablemente aún no la habríamos superado».

En su opinión, el modelo de banca comercial del sector en España, centrado en acompañar al cliente y ayudar a conseguir sus objetivos, es el «adecuado», aunque ello no haya evitado que algunas entidades cayeran, según ha explicado el también ex director general de Regulación y Estabilidad Financiera del Banco de España.

Pero ha advertido de que la nueva regulación está haciendo que se desplace actividad desde los bancos hacia un sistema financiero en la sombra, por lo pide prestar atención a los «pseudobancos» para evitar la probabilidad de que se produzca otra crisis sistémica.

«Resulta contradictorio que estemos haciendo bancos ultraseguros, a costa de desplazar riesgos a partes del sistema financiero que ni vemos ni controlamos», ha advertido Roldán en la comisión del Congreso que investiga la crisis financiera.

Sobre este periodo de turbulencias ha recordado de que «ni las mentes más privilegiadas, ni las instituciones más prestigiosas, fueron capaces de ver, pocos meses antes, la magnitud de lo que se nos venía encima».

«Ni en 2008, antes de la caída de Lehman Brothers, ni en 2011, antes de la crisis del euro», ha añadido.

Y aunque ha explicado que desde entonces se ha avanzado mucho en la regulación y supervisión bancaria, cree que no ha sido así con el sistema financiero en la sombra, que sigue siendo un «trabajo pendiente de culminar».

Después de repasar los principales hitos de la crisis financiera, Roldán ha insistido en que el mercado interbancario de la eurozona se cerró totalmente en el verano de 2007 y a día de hoy sigue sin activarse, habiéndose convertido el BCE en la gran central de contrapartida de los bancos europeos.

De su paso por el Banco de España, Roldán ha defendido las provisiones anticíclicas, una política «prudente» que obliga a las entidades a acumular en los buenos tiempos para poder utilizar esos fondos en los malos, ha explicado.

No obstante, reconoció que fue una batalla exigirlas porque chocaban con las normas internacionales de contabilidad, basadas en ofrecer la imagen fiel de la empresa y contrarias a presentar resultados inferiores a los reales, guardando parte de estos en forma de reservas o provisiones.

Roldán ha destacado que en siete años las entidades financieras españolas acumularon un colchón de provisiones equivalente a un 3 % del PIB, ya que a finales de 2007 ascendía a 29.000 millones de euros, y esos fondos sirvieron para hacer frente a los primeros años de la crisis.

Además, a diferencia de lo que ocurrió en otros países, ha considerado que los grandes bancos internacionales españoles han sido un elemento de estabilidad para la economía, sin el cual España no hubiera podido superar la crisis como lo ha hecho.

Los bancos, ha añadido, han aportado más de 20.000 millones, en su mayor parte, al Fondo de Garantía de Depósitos, al saneamiento del sector y los asociados a la AEB han dedicado más de 200.000 millones a saneamientos y dotaciones sin recurrir a ayudas públicas.

Acerca de ProfesionalesHoy 27981 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy