Alemania destina 1.000 millones en 2018 a luchar contra la polución urbana

Berlín, 28 nov (EFE).- Alemania destinará el año que viene 1.000 millones de euros a promover el salto al autobús eléctrico, digitalizar el tráfico y reducir las emisiones de los motores diésel en el transporte urbano del país con el objetivo de paliar la polución en las ciudades.

La canciller alemana, Angela Merkel, lo anunció hoy tras una reunión con representantes de los estados federados y los municipios y con su ministra de Medioambiente, Barbara Hendricks, en la que se concretó el destino del «programa inmediato» de 1.000 millones anunciado en agosto para luchar contra la contaminación atmosférica.

El encuentro, denominado Segunda cumbre del diesel, buscaba poner en marcha de forma acelerada medidas para impedir que los tribunales acaben prohibiendo la circulación de vehículos que usen este combustible en las 28 ciudades que sistemáticamente sobrepasan los niveles máximos de contaminación atmosférica.

El programa dispone 350 millones de euros para «la electrificación del transporte público», para que se sustituyan antiguos autobuses diesel por nuevos vehículos eléctricos, dijo la canciller en rueda de prensa.

Además, se destinarán 150 millones de euros a adaptar los motores diesel de autobuses urbanos públicos del país para reducir sus emisiones contaminantes y el resto, «hasta 500 millones de euros», se destinarán a «la digitalización del tráfico».

La inconcreción de esta última partida está relacionada con que el programa cuenta con que el sector automovilístico aporte 250 millones de euros (un cuarto del montante total) pero, como reconoció la canciller, «aún falta dinero».

Según el Frankfurter Allgemeine Zeitung, esos 250 millones se repartieron entre los fabricantes de forma proporcional a su cuota de mercado, pero las marcas extranjeras no han desembolsado su parte, por lo que faltan unos 100 millones.

Este «programa inmediato», explicó la canciller, es «un nuevo paso» para reducir los niveles de óxidos de nitrógeno (NOX), gases contaminantes que producen los motores diesel.

La líder cristianodemócrata agregó que presentará este plan en las negociaciones para formar un nuevo gobierno y que lo enviará al Bundestag (Cámara baja) para que se incluya en el presupuesto para el año que viene.

«Este programa debe ser una de las facetas de la transformación del transporte que necesitamos instalar en Alemania», aseguró Merkel, que agregó que «el tiempo apremia».

Otro componente de esa transformación son las conversaciones que el Gobierno alemán está manteniendo con la industria del automóvil, explicó la canciller.

«El mayor problema es que en la industria del automóvil han pasado cosas que no estaban bien», indicó en referencia al escándalo del fraude en la medición de las emisiones de vehículos diesel.

La socialdemócrata Hendricks consideró esta cumbre una «importante pilar», pero agregó que las medidas aprobadas «no son suficientes para resolver totalmente el problema» de la contaminación atmosférica en las ciudades.

El jefe de Gobierno del estado de Berlín, el socialdemócrata Michael Müller, advirtió que la capital y también la ciudad de Hamburgo empezarán a comprar solo autobuses eléctricos a partir de 2020 y esperó que los fabricantes alemanes «estén preparados» entonces para satisfacer esta demanda.

Además, criticó al sector por que no haya en la actualidad ni un solo taxi eléctrico en las calles de Alemania y se mostró dispuesto a acudir a fabricantes extranjeros para cubrir esta necesidad.

El alcalde de Múnich, el socialdemócrata Dieter Reiter, se mostró satisfecho con lo alcanzado en la reunión pero explicitó su frustración con el hecho de que no se avanzase en la reparación del fraude de las emisiones por parte de los fabricantes de automóviles.

«Dos tercios de las emisiones provienen de vehículos privados», argumentó Reiter.

Acerca de ProfesionalesHoy 26199 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy