BBVA vende su área inmobiliaria española al fondo Cerberus por 4.000 millones

Madrid, 29 nov (EFE).- BBVA ha anunciado hoy el acuerdo alcanzado con el fondo Cerberus Capital para venderle su área inmobiliaria por unos 4.000 millones de euros, con lo que logra reducir «casi por completo» su exposición al ladrillo.

La operación, comunicada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) antes de la apertura del mercado, se ejecutará mediante la creación de una empresa conjunta que incluirá todo el negocio inmobiliario español del banco y una vez cerrada, BBVA venderá a Cerberus el 80 % de dicha sociedad por los citados 4.000 millones de euros.

Según explica BBVA, la venta se hace con un descuento del 61 %, ya que el valor bruto contable de los 78.000 activos inmobiliarios que se incluyen en ella es de 13.000 millones de euros, que ahora saldrán del balance del banco, que también se evitará las pérdidas del área, que fueron de 281 millones de euros hasta septiembre.

El valor de los citados activos se ha calculado ahora en unos 5.000 millones de euros, de los cuales la entidad se desprende del 80 %, que equivale a esos 4.000 millones que va a obtener.

En cualquier caso, el precio final para el 80 % del negocio estará determinado por el volumen de activos finalmente aportados, que puede variar, entre otras razones, por las ventas que se firmen hasta que se cierre la operación.

Asimismo, se da la circunstancia de que el descuento de la operación (61 %) es inferior al que asumió el Santander cuando vendió, en una operación similar, el pasado agosto, el 51 % de los activos inmobiliarios tóxicos «heredados» del Banco Popular al fondo Blackstone con una rebaja del 67 %.

El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, ha destacado hoy la importancia de la operación porque «reduce de manera muy significativa» la exposición de la entidad a una actividad ajena a su negocio principal, lo que les permite «reforzar su proceso de transformación».

El acuerdo con Cerberus «es una oportunidad para aprovechar la experiencia de un socio industrial experto en la gestión y la comercialización de activos inmobiliarios y para beneficiarse de las buenas perspectivas de la economía española, que previsiblemente se traducirán en los resultados de la nueva sociedad», añade.

Los activos inmobiliarios están repartidos principalmente entre Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana.

La transacción incluye también un acuerdo entre BBVA y la sociedad del grupo Cerberus Haya Real Estate para que ésta preste servicios de mantenimiento (servicing) inmobiliario de la cartera de inmuebles de la que el banco sea titular una vez se haya cerrado la operación.

«El impacto que ahora se estima de esta operación en la cuenta de resultados no será significativo, mientras que en el ratio CET1 fully loaded -cumpliendo con todos los requerimientos de Basilea II- se prevé que sea ligeramente positivo.

Tras la obtención de las autorizaciones regulatorias y una vez cerrada la operación, prevista para la segunda mitad de 2018, BBVA tendrá la exposición relativa al sector inmobiliario «más baja de las principales entidades del país», explica la nota.

La entidad que preside Francisco González anunció ayer otra operación importante, de la que ya se conocían algunos detalles, igual que en este caso: la venta por 1.885 millones de euros de su filial chilena BBVA Chile al grupo Bank of Nova Scotia (Scotiabank) por un importe de unos 1.850 millones de euros.

Acerca de ProfesionalesHoy 26536 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy