La economía crece el 0,8 % en el tercer trimestre impulsada por la inversión

Madrid, 30 nov (EFE).- La economía española creció en el tercer trimestre el 0,8 %, impulsada por la demanda interna, en especial por la inversión de las empresas en bienes de equipo, si bien el avance económico ha sido una décima inferior al del trimestre precedente por el estancamiento del sector exterior.

De acuerdo con los datos de contabilidad nacional publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el empleo creció en el trimestre al mismo ritmo que la economía -0,8 %-, aunque en comparación interanual el incremento fue del 2,9 %, lo que supone la creación en los últimos doce meses de 501.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo.

El avance acumulado en los últimos doce meses de la economía española fue del 3,1 %, en línea con lo previsto por el Gobierno para el conjunto de 2017.

De esos 3,1 puntos de crecimiento del tercer trimestre, 2,7 puntos fueron aportados por la demanda interna -cuatro décimas más que en el segundo trimestre-, en tanto que la demanda exterior contribuyó con 0,4 puntos -cuatro décimas menos-.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha destacado que en el tercer trimestre el crecimiento ha ido de menos a más, con una fuerte actividad económica en septiembre y con visos de que se pueda repetir en el cuarto trimestre un avance económico del 0,8 %, lo que garantizaría un crecimiento para 2017 del 3,1 %.

Además, ha insistido en que la «importante desaceleración» que está experimentando la economía de Cataluña en este último trimestre no se va a trasladar al conjunto de la economía española este año, aunque de persistir la incertidumbre política sus efectos se dejarían sentir el próximo año.

De los datos del tercer trimestre cabe destacar el empuje de la demanda nacional, con un crecimiento de la inversión entre julio y septiembre del 1,3 %, más del doble que un trimestre antes, y con un incremento del 2,5 % de la inversión en bienes de equipo, cuando el trimestre anterior caía una décima.

La inversión en construcción se ralentizó, al pasar de crecer el 1 % a hacerlo el 0,3 %, mientras el consumo de las familias -que es el indicador que más peso tiene dentro de la demanda interna del país- mantuvo el ritmo de crecimiento en el 0,7 %.

El sector exterior permaneció estancado en el tercer trimestre, al no registrar ninguna variación ni las exportaciones ni las importaciones, cuando un trimestre antes las exportaciones avanzaban una décima y las importaciones descendían siete.

Por el lado de la oferta destaca el incremento trimestral de la actividad en la agricultura (1,2 %) y la construcción (1,1 %), seguidos de los servicios (0,8 %) y la industria (0,4 %).

El empleo creció a mayor ritmo que hace un año en todas las ramas de actividad, a excepción del sector servicios, que lo hizo el 2,6 % frente al 3,1 % del tercer trimestre de 2016.

El número de horas efectivamente trabajadas creció el 1,8 % en comparación anual, dos décimas más que en el trimestre precedente, mientras el crecimiento de la productividad aparente por hora efectivamente trabajada se mantuvo en el 1,4 %.

La variación anual del PIB a precios corrientes fue del 4,2 %, lo que situó el deflactor implícito de la economía -que recoge el efecto de la inflación- en el 1 %, tres décimas más que en el trimestre anterior.

Frente a un deflactor de la economía del 1 %, el coste laboral unitario cayó el 0,2 % anual, debido al mayor crecimiento del número de asalariados que la remuneración media por empleado.

En conjunto, la retribución a los asalariados creció en 3,3 % interanual, y el margen empresarial (excedente bruto de explotación) subió el 5,1 %, lo que en ambos casos supone cuatro décimas más que el trimestre precedente.

Acerca de ProfesionalesHoy 27565 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy