España empieza la negociación para limitar los recortes de las capturas pesqueras en 2018

Bruselas, 11 dic (EFE).- La ministra española de Agricultura y Pesca, Isabel García Tejerina, comenzó hoy a buscar apoyos para limitar los recortes planteados por la Comisión Europea (CE) para las capturas pesqueras del Atlántico y el mar del Norte en 2018, en especies como la merluza, el gallo y el rape.

Es uno de los principales objetivos de España en el Consejo de ministros del ramo que se celebra hoy y mañana en Bruselas, el más trascendental del año para este sector, en el que se deciden los Totales Admisibles de Capturas (TAC) y cuotas para las aguas del Atlántico y el mar del Norte de 2018.

La ministra, que ha mantenido por ahora reuniones con sus homólogos del Reino Unido, Francia y Alemania para recabar apoyos en esta negociación, ha pedido a la CE que “reabra” estas cifras, dado que los datos “permiten mantener la situación con respecto al año pasado”.

“Son muchas las especies en las cuales creemos que hay un margen de mejora, a la Comisión le insistimos en que es su responsabilidad y nuestra responsabilidad hacer una política equilibrada”, manifestó en un primer encuentro con los medios, antes de la intensificación de las negociaciones que se prolongarán hasta el martes por la noche.

Tejerina pidió a la CE “simultanear los objetivos de mejora de las pesquerías”, incluida la biomasa de las poblaciones y la “rentabilidad de los pescadores”.

La ministra mostró su preocupación por los recortes planteados a la merluza sur (del 30 % en la primera propuesta), para la que pidió “aplazar el objetivo del Rendimiento Máximo Sostenible” (RMS, el nivel óptimo de capturas que se puede extraer de una población de peces cada año sin perjudicar a las existencias) “si es posible un año más”.

“Creemos que esto nos da un margen de incremento, no renunciamos a mejorar el estado de la biomasa, pero al mismo tiempo es muy importante tener unas cuotas suficientes para la merluza sur por todo lo que ello significa, especie que tiene además un alto valor”, indicó la ministra en referencia a la especie de mayor peso comercial para España.

También mostró preocupación por cómo queden las cuotas de la anchoa y el jurel en las aguas frente a la costa portuguesa y el Golfo de Cádiz, donde confió en “centrar una mejora más sustancial”.

Tejerina pedirá, asimismo, “una pequeña cuota” para las capturas de cigala en el Golfo de Vizcaya, para la que la CE estima necesario paralizar su pesca con una cuota cero, frente a una subida del 4 % en el mar del Norte.

En su propuesta inicial, la CE planteó drásticos recortes para las cuotas de pesca de merluza en 2018, tanto en aguas ibéricas, del 30 %, como en aguas del norte, del 19 %, dos de las 23 poblaciones para las que pide reducir las capturas por las malas condiciones de las pesquerías.

Sobre la base de la “recomendación científica”, Bruselas plantea mantener o aumentar las cuotas pesqueras para 53 reservas que se considera que están en una situación saludable, mientras que pide recortes para 23 poblaciones en malas condiciones.

En el grupo de las especies que ya han logrado la sostenibilidad, Bruselas incluye el jurel en aguas del Cantábrico, para el que propone un aumento del 21 % en las capturas, pasando de 13.271 a 16.000 toneladas el próximo año; sin embargo, pide un recorte del 24 % para su hermano en aguas portuguesas, de 73.349 toneladas a 55.555 en 2018.

Para la anchoa de aguas del golfo de Vizcaya, la CE aún no ha dado a conocer públicamente su propuesta, pendiente aún de la opinión científica, que de mantenerse se quedaría en las 33.000 toneladas.

Actualmente un total de 44 reservas se encuentran en niveles de RMS, frente a solo cinco en 2009.

En los márgenes de este consejo, España también ha mantenido reuniones con Irlanda, para abordar el “brexit”, y Portugal, sobre la evaluación de la CE del plan plurianual 2018-2022 de gestión de la sardina, una especie no sometida al régimen de TAC, que ambos países han presentado de manera conjunta para evitar el cierre de esta pesquería ante el pesimismo de los científicos.

La ministra esperó “una primera respuesta” de la CE en enero.

Acerca de ProfesionalesHoy 21535 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy