Cuba sale de la recesión y crece un 1,6 % en 2017 por turismo y construcción

La Habana, 21 dic (EFE).- La economía cubana creció un 1,6 % este año, impulsada por el turismo y la construcción, tras registrar el año pasado la primera recesión en más de dos décadas (-0,9 %), anunció hoy el vicepresidente cubano, Ricardo Cabrisas.

Los indicadores del transporte y la agricultura también han influido en este incremento, alcanzado a pesar de las “tensiones financieras y materiales” de un año marcado por la crisis en Venezuela, principal aliado de Cuba, y el huracán Irma, que causó diez muertos y serios daños en el país caribeño.

El vicepresidente y ministro de Economía cubano avanzó además que el Gobierno estima un crecimiento de alrededor del 2 % para 2018, año en que se espera que continúe la tensa situación económica del país.

El anuncio de Cabrisas, efectuado ante el pleno del Parlamento, supera las estimaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), que auguró un crecimiento del 0,5 % en 2017 y d del 1 % para 2018.

Entre los sectores que han reportado “cifras favorables” se encuentran el tabaco, las hortalizas, las legumbres, los tubérculos y las carnes bovina y de cerdo, aunque disminuyeron las producciones de leche y huevos, ausentes de los estantes de los comercios cubanos desde hace meses.

Según Cabrisas, han incidido negativamente los incumplimientos por exportaciones de bienes y servicios, la falta de disponibilidad de combustible y los fallos de ejecución en algunos programas inversionistas.

También subrayó los efectos dañinos del embargo de Estados Unidos y “la llegada al poder de una nueva Administración que ha recrudecido la aplicación de ese cerco”, indica una nota de la estatal Agencia Cubana de Noticias sobre la reunión del Parlamento, a la que no tiene acceso la prensa extranjera acreditada en la isla.

La producción nacional de petróleo equivalente (crudo y gas) decreció en unas 38.000 toneladas respecto a lo estimado, mientras que la importación se verá afectada por segundo año consecutivo debido a la crisis en Venezuela, que ha reducido drásticamente los envíos a la isla de crudo a precios subsidiados.

Para 2018 las prioridades serán aumentar las inversiones en infraestructuras, mejorar el transporte ferroviario, potenciar la captación de divisas y afianzar el crecimiento del turismo, uno de los principales motores de la economía cubana, que espera alcanzar este año la cifra récord de 4,7 millones de visitantes extranjeros.

Cuba también se esforzará en desarrollar las energías renovables e impulsar las obras en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, proyecto estrella cubano para captar el tan necesario capital foráneo.

El vicepresidente y ministro de Economía dijo que prevén incrementar las importaciones y las ventas de bienes y servicios, en especial el tabaco y las bebidas.

Además, adelantó a los diputados que la isla proyecta importar 1.738 millones de dólares en alimentos en 2018, 66 millones más que este año.

Acerca de ProfesionalesHoy 22673 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy