Petrobras gastará el doble de beneficios en 2017 para evitar un juicio en EE.UU.

Río de Janeiro, 3 ene (EFE).- La petrolera brasileña Petrobras pagará casi dos veces todos los beneficios que obtuvo en los nueve primeros meses de 2017 para evitar el juicio propuesto por sus accionistas en EE.UU. que se dijeron perjudicados por el escándalo de corrupción del que la compañía es protagonista y “víctima”.

La petrolera, controlada por el Estado brasileño pero con acciones en las bolsas de Sao Paulo, Nueva York y Madrid, anunció hoy en comunicado a los mercados que firmó un acuerdo en el que se comprometió a pagar 2.950 millones de dólares a los accionistas que presentaron una denuncia colectiva en su contra en EE.UU. a cambio de que retiren la querella.

La petrolera indemnizará a inversores que compraron acciones de Petrobras en la bolsa de valores Nueva York y que demandaron a la empresa por sentirse perjudicados debido a que invirtieron en una compañía cuyos papeles se desplomaron tras la revelación de que era usada por una red de corrupción para desviar recursos públicos.

Se trata de un acuerdo judicial histórico para una compañía brasileña y del quinto mayor de una empresa para evitar que sus propios accionistas lo lleven a juicio en Estados Unidos.

Hasta ahora los mayores acuerdos de empresas listadas en la bolsa de Nueva York para evitar juicios colectivos de sus accionistas por problemas contables o de corrupción fueron los de Enron (7.200 millones de dólares), WorldCom (6.130 millones de dólares), Tyco International (3.200 millones de dólares) y Cedant Corporation (3.180 millones de dólares), según datos de la Cámara de Compensación Stanford Law School.

Para Petrobras supone pagar por el acuerdo judicial poco más del doble de su beneficio neto entre enero y septiembre de 2017, que sumó 5.000 millones de reales (unos 1.515 millones de dólares).

El acuerdo, además, puede comprometer todas las ganancias de la mayor empresa brasileña el año pasado ya que la propia compañía informó de que el gasto tendrá impacto negativo en su resultado financiero en el cuarto trimestre de 2017.

La recuperación en los primeros meses del año pasado permitió a la petrolera prever que terminaría 2017 con ganancias y finalmente pondría fin a tres años seguidos de fuertes pérdidas.

Petrobras sufrió pérdidas por 14.800 millones de reales (unos 4.486 millones de dólares) de 2016, cuando la estatal sumó su tercer año en negativo tanto por la crisis del sector petrolero como por las pérdidas derivadas del escándalo de corrupción.

El acuerdo, sin embargo, pone fin a la incertidumbre sobre el billonario costo que podría tener una derrota de Petrobras en un posible juicio con jurado popular en la Corte Federal de Nueva York.

La demanda colectiva contra la empresa brasileña fue presentada en 2014 por el bufete de abogados estadounidense Wolk Poppper LLP en representación de numerosos inversores que dijeron haber sido engañados por promesas de ganancias con papeles de Petrobras sin que se les informara sobre la red que desviaba recursos de la empresa.

La demanda hace referencia al mayor escándalo de corrupción en la historia de Brasil y que tuvo a Petrobras como protagonista y “víctima” debido a que numerosas empresas pagaban sobornos a funcionarios de la compañía y a los políticos que amparaban las corruptelas para adjudicarse millonarios contratos con la estatal.

El escándalo, con ramificaciones en varios países, ha llevado a la cárcel a decenas de exaltos funcionarios de Petrobras y a influyentes políticos, y provocó elevadas pérdidas a la compañía y a sus papeles bursátiles.

Petrobras explicó que decidió pagarle a sus demandantes en Estados Unidos para evitar que el proceso llegue hasta un juicio totalmente imprevisible y en el que corre el riesgo de ser condenada a pagar indemnizaciones aún mayores.

“El acuerdo, que será sometido a la apreciación del juez, busca poner fin a todas las demandas actualmente en curso y las que podrían ser presentadas por los compradores de valores mobiliarios de Petrobras en Estados Unidos o listados en ese país”, según el comunicado de la petrolera.

De acuerdo con la empresa, “el acuerdo elimina el riesgo de un juicio desfavorable que, conforme anteriormente reportado al mercado, podría provocarle efectos materiales adversos a la compañía y a su situación financiera”.

La empresa, sin embargo, negó que el acuerdo signifique admitir su culpa por los desvíos y volvió a definirse como “víctima” de las corruptelas.

“El acuerdo no constituye reconocimiento de culpa o de práctica de actos irregulares por parte de Petrobras. En el acuerdo, la compañía niega expresamente cualquier responsabilidad”, afirmó en su nota la compañía.

Acerca de ProfesionalesHoy 22042 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy