El Corte Inglés, altavoz del diseño de moda español

Madrid, 20 ene (EFE).- Desde hace 75 años, El Corte Inglés, con más de 90 centros comerciales, es un “altavoz” del diseño de moda español, un “escaparate” de tendencias y un “gran laboratorio”, además de una “lanzadera” para diseñadores consagrados y para quienes dan sus primeros pasos en la industria textil.

“El Corte Inglés es el altavoz de tendencias, marcas, diseñadores y distribuidores de la industria textil española”, dice la consejera adjunta a la presidencia de Mirto Corporación, Elena Fraguas Gadea, durante el desayuno “60 minutos de moda con EFE Estilo”.

Además de abrir sus puertas a la incorporación de grandes marcas internacionales, estos grandes almacenes españoles han potenciado durante sus más de 75 años de historia el diseño español.

“Que el Corte Inglés avale a una firma de moda es muy importante, le permite jugar en otra liga”, asegura el diseñador Juanjo Oliva, que desde hace ocho años mantiene una alianza con estos almacenes que nacieron en plena postguerra, entre 1940 y 1941, cuando un joven Ramón Areces se encargaba de su gestión.

Tras 40 años trabajando juntos, la firma Mirto, que también, en esa comunión entre industria y diseño, ha sellado una colaboración con el creador Ulises Mérida para confeccionar su icónica camisa blanca, “Bettina”, reconoce que la empresa que preside Dimas Gimeno es “un dinamizador de la moda española, un escaparate de tendencias y ahora más que nunca a través de la venta por internet”.

“La web de El Corte Inglés ocupa en España el segundo puesto en ventas online, después de Amazon”, con una facturación que supera los 600 millones de euros, dice el diseñador Nicolás Marinero, cifras que reflejan una buena estrategia comercial con más de nueve millones de clientes, apunta Yus.

Para Miguel Marinero, fundador de la marca homónima, El Corte Inglés brinda la oportunidad de “llevar el lujo a casa”, gracias a la venta online y a la facilidad que ofrece en las compras con pagos en cómodos plazos.

“El lujo intimida”, añade Marinero quien explica que “estos almacenes son el escenario perfecto para tocar, probar o cotillear todo lo que se desee”.

Esta compañía nació con la vocación de ser el mayor escaparate de moda, hoy en sus vitrinas lucen firmas con sello español, desde prendas de baño hasta calzado pasando por complementos y lencería.

“En El Corte Inglés se testa, se palpa la moda española”, afirma Pepa Bueno, directora ejecutiva de la Asociación Creadores de Moda de España (ACME).

Bueno recuerda que estos almacenes inauguraron, hace ocho años, un espacio exclusivo dedicado a la venta de diseño español, con firmas como davidelfin o Lemoniez. Agatha Ruiz de la Prada, Adolfo Domínguez o Roberto Verino fueron marcas pioneras hace 25 años y todavía tienen su espacio en esta superficie.

En ese objetivo de posicionar mejor el diseño español y unificar su concepto, en el 2010, El Corte Inglés abanderó el “shop in shop” lo que hoy se conoce como “See Now, Buy Now”, (“Lo veo, lo quiero”) la posibilidad de comprar inmediatamente la colección que se ha visto sobre la pasarela.

Esta empresa genera oportunidades de negocio para la moda española con distintas fórmulas, “se puede colaborar como diseñador, estar dentro del equipo de diseño de la empresa, tener un ‘corner’ o un ‘stand'”, cuenta Oliva.

Estos almacenes no solo apoyan a la moda española con la incorporación de marcas y diseñadores en sus centros, sino también con acuerdos con escuelas de diseño, “nos interesa el talento y las nuevas promesas, realizamos acciones para comercializar prendas de creadores noveles”, señala Magali Yus.

Para Oliva, su colaboración con El Corte Inglés, para el que también ha diseñado los uniformes, supone un pilar. “Es imposible hacerse un hueco entre tanto ‘fast fashion’ sin un socio capitalista”.

Marinero, que ha tenido una relación de “amor-odio” con este centro comercial porque lo veía como competencia no como aliado, dice que bajo el paraguas de El Corte Inglés “la moda española se codea con el diseño internacional en una relación de tú a tú”, lo que siempre “suma”, añade.

Pero no es fácil trabajar con esta empresa, “es un novio exigente”, dice Oliva, quien afirma que todas las firmas presentes se auditan y tienen controles de calidad a lo largo de la cadena de producción.

“Las exigencias de los clientes se trasladan a los proveedores”, aclara Yus quien afirma que a estos almacenes cada vez llegan más turistas pidiendo diseño español, “quieren algo diferente, de calidad, que no existan en otras ciudades del mundo”.

A juzgar por estos datos, “se presenta un futuro prometedor para la moda española en el que aún hay mucho por hacer”, concluye Yus.

Acerca de ProfesionalesHoy 22042 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy