Mas de 3.000 trabajadores reivindican en Figueruelas la permanencia del Corsa

Zaragoza, 25 ene (EFE).- Más de 3.000 trabajadores han reivindicado esta mañana en una concentración en la planta de Opel de Figueruelas la permanencia de la fabricación del Corsa, después de conocer los planes del grupo PSA-Opel de paralizar las inversiones vinculadas a nuevos modelos.

La pausa de 18 minutos para tomar el bocadillo ha congregado a un 80-90 % de la plantilla que trabaja en el turno de mañana y en el central, lo que supone más de 2.000 personas ya que entre ambos suman casi 3.000 empleados, según ha estimado la presidenta del Comité de Empresa, Sara Martín, tras una concentración masiva dentro de las instalaciones, a las que los periodistas no han tenido acceso.

En la concentración se han oído abucheos y gritos como “Cobo dimisión” (en referencia al director general de Opel España, Antonio Cobo) y también aplausos y consignas como “sí se puede” o “dignidad”.

Se trata de la primera medida que ha llevado a cabo la plantilla después de la comunicación ayer de los nuevos planes del grupo PSA-Opel: paralizar todas las actividades relacionadas con la fabricación en la planta de Figueruelas del nuevo Corsa así como las inversiones vinculadas a nuevos modelos.

“No van a sacarnos de nuestras casillas. La plantilla está preocupada y muy enfadada”, ha afirmado la presidenta del Comité de Empresa en declaraciones a los medios de comunicación, minutos antes de la reunión a la que, según ha anunciado, les ha convocado la dirección de la planta.

Para Martín, con la “amenaza” que PSA puso ayer encima de la mesa “estamos hablando de unos 2.000 empleos”, aunque ha recalcado que siempre han conseguido “al final terminar las negociaciones de una o de otra manera” por lo que espera que “esta no sea la excepción”.

Pero ha enumerado “cinco puntos muy importantes para empezar a hablar”: los contratos para los nacidos en 1957, contratación o vuelta para los 170 trabajadores “que se han ido o se irán en los próximos meses al desempleo”, el plan de rejuvenecimiento para 1.577 empleados, la inclusión de los niveles 6 y 7 (mandos intermedios) en el convenio y el Plan Industrial.

Un Plan Industrial que para Martín es el punto más importante y que debe garantizar “los tres turnos a las dos líneas y la capacidad completa que esta factoría es capaz de hacer”.

Entre los trabajadores se respiraba la incomprensión ante una decisión que, en palabras de Fran Cires, uno de los delegados sindicales de Comisiones Obreras, “es la amenaza que nadie había contemplado”.

“El Corsa es de Zaragoza y es de Figueruelas y se lo quieren llevar de aquí, ¿por qué?”, se ha preguntado Cires en declaraciones a los medios de comunicación al concluir la concentración.

El delegado sindical ha insistido en que “habrá que llegar a un acuerdo”, mientras que “las movilizaciones son un medio para conseguir un fin: empleo, trabajo y un convenio digno”.

Para el también delegado sindical de CC.OO. Pedro Navarro “la plantilla ha hecho muchos sacrificios, se ha portado muy bien y ha cumplido todos los objetivo prácticamente” por lo que ha considerado que “no se merece lo que lo que puede ocurrir”.

Mientras sindicatos y Comité de Empresa estudian los siguientes pasos, esta tarde tendrá lugar en Zaragoza una reunión del presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, con la dirección de Opel en la planta de Figueruelas y con el comité de empresa para abordar el futuro de la fábrica y de su plantilla.

Acerca de ProfesionalesHoy 22070 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy