El IPC de Japón subió en 2017 un 0,5 %, el primer avance en dos años

Tokio, 26 ene (EFE).- El índice de precios al consumo de Japón (IPC) avanzó un 0,5 por ciento en 2017 en comparación con el año precedente, lo que supone su primer incremento en dos años, informó hoy el Gobierno.

El indicador, que excluye los precios de los alimentos por su alta volatilidad, muestra que la tercera economía mundial está aún lejos de alcanzar la meta inflacionaria del 2 por ciento que el Banco de Japón (BoJ) aspira a lograr hacia 2019.

El encarecimiento de los precios del combustible, el agua y la luz, del 2,7 por ciento interanual, fue el principal factor que contribuyó al alza del indicador, seguido del de los servicios médicos (0,9 por ciento) y de la educación (0,6 por ciento).

En cambio, los descensos más marcados en los precios se observaron en el alojamiento (0,2 por ciento) y en los muebles y utensilios para el hogar (0,5 por ciento), según los datos distribuidos por la Oficina de Estadística del Ministerio japonés del Interior y Comunicaciones.

Sólo en diciembre, el IPC de Japón avanzó un 0,9 por ciento, lo que constituye el duodécimo incremento consecutivo.

Los precios de la energía y el agua crecieron un 5,2 por ciento en el último mes del año, lo que supone el incremento más destacado, mientras que en el otro extremo se sitúan los de la ropa y el calzado, que bajaron un 0,3 por ciento.

Los precios en Tokio, donde el análisis corresponde al mes de enero, subieron un 0,7 por ciento interanual y avanzaron un 0,1 por ciento con respecto a diciembre.

Los precios en el área metropolitana de la capital se consideran un indicador avanzado de la evolución del IPC en el territorio.

El Banco de Japón activó en 2013 un gigantesco programa de flexibilización monetaria con el fin de lograr la meta inflacionaria del 2 por ciento, aunque la caída de los precios del crudo y la ralentización global le han obligado a retrasar su plazo de consecución hasta 2019 y a activar otras medidas adicionales.

El banco central nipón confía en que los avances salariales que tienen previsto aplicar las empresas comiencen a ejercer presión al alza sobre la inflación, por lo que estima que el IPC se situará en el 1,4 por ciento durante el ejercicio en curso, que concluirá a finales de marzo de 2019.

Acerca de ProfesionalesHoy 21943 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy