El TJUE valida el acuerdo con Marruecos porque no es aplicable al Sáhara Occidental

Bruselas, 27 feb (EFE).- El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) validó hoy el acuerdo pesquero entre la UE y Marruecos porque considera que no es aplicable al Sáhara Occidental ni a sus aguas adyacentes, lo que supone que los buques europeos no deben faenar en esa zona en el marco del pacto.

Según las cifras de la Comisión Europea recogidas por el abogado general Melchior Watehlet, sólo las capturas efectuadas en esa zona de pesca representan aproximadamente el 91,5 % del total de la pesca realizada por buques europeos en el marco del protocolo de 2013.

Las conclusiones del letrado publicadas el pasado enero señalaban que “ello demuestra con claridad que desde un primer momento lo que las partes precisamente contemplaban es la aplicación a las aguas adyacentes al Sáhara Occidental”.

La corte con sede en Luxemburgo no siguió en esta ocasión el criterio del abogado general, que el pasado enero pidió al Tribunal de Justicia de la UE que declarara ilegal el pacto al aplicarse al Sáhara Occidental y sus aguas adyacentes.

Aunque el protocolo actual que acompaña al acuerdo pesquero -que caduca en julio- no contiene ninguna disposición sobre el ámbito territorial de aplicación, según el tribunal, sí utiliza la expresión “zona de pesca marroquí” que se define como “las aguas bajo soberanía o jurisdicción del Reino de Marruecos”.

El Tribunal de Justicia deduce de ello que la “zona de pesca marroquí” de que habla el protocolo no incluye las aguas adyacentes al territorio del Sáhara Occidental.

La CE, que ya ha empezado a preparar las negociaciones con los países y el sector para la renovación del protocolo, dijo hoy que “está examinando” el contenido de esta decisión “para determinar las consecuencias y las eventuales medidas a tomar”, afirmó la portavoz de Exteriores Catherine Ray en la rueda de prensa diaria de la institución.

“La UE va a cooperar estrechamente con Marruecos sobre esta cuestión (…) seguimos determinados a analizar los instrumentos necesarios”, dijo, insistiendo en que “Marruecos es un socio clave” para la UE.

De las 126 licencias que permite el protocolo pesquero actual, España puede utilizar unas 90, y en 2017 ha llegado a usar cincuenta.

España captura 7.400 toneladas al año en el marco del acuerdo actual, vigente desde 2013, con un valor económico que alcanzó 58 millones de euros en los cuatro años.

La sentencia del tribunal alivia los temores de la industria y de los países de un posible conflicto con Marruecos, que ya había alertado de que un fallo contrario cuestionaría todos los acuerdos bilaterales y abriría una grave crisis diplomática.

Sin embargo, esta genera incertidumbre dado que, aunque valida el acuerdo, excluye a las aguas del Sáhara Occidental, importantes para la flota española, según afirmó el secretario general de la Confederación Española de Pesca (Cepesca), Javier Garat.

Por otra parte, la organización saharaui Western Sahara Ressource Watch (WSRW) consideró que la sentencia es “una buena noticia” y que esta lanza un mensaje a Bruselas y a los armadores europeos.

“La corte da un claro mensaje a la Comisión Europea y reitera que cualquier acuerdo debe contar con el consentimiento del Frente Polisario o es ilegal. Esta sentencia deja claro que los buques europeos en aguas del Sáhara Occidental deben cesar inmediatamente su actividad”, apunta la organización.

El Tribunal de Justicia de la UE dictaminó en diciembre de 2016 que los acuerdos de asociación y de liberalización entre las partes no se aplicaban al Sáhara Occidental, aunque la corte no se pronunció entonces sobre la validez del acuerdo de pesca.

La sentencia de hoy se refiere a una denuncia planteada con motivo del acuerdo pesquero ante el Tribunal Superior de Justicia de Inglaterra y País de Gales por Western Sahara Campaign, organización de voluntariado, asociada a WSRW, cuyo objetivo es promover el reconocimiento del derecho a la libre determinación del pueblo saharaui.

El asunto deberá volver ahora al Tribunal Supremo británico de Inglaterra y Gales que deberá aplicar el fallo de la corte europea.

El eurodiputado español de Los Verdes, Florent Marcellesi, celebró la decisión del Tribunal y pidió a la CE y a los países que se replanteen “su política con respecto a Marruecos y el Sáhara Occidental, para que se ajuste a la legislación internacional y de la UE”.

“Una vez más, el máximo órgano judicial de la UE ha dictaminado que Marruecos y el Sáhara Occidental son dos territorios distintos y separados y que la inclusión del Sáhara en un acuerdo bilateral UE-Marruecos violaría el derecho internacional”, concluyó.

Acerca de ProfesionalesHoy 22052 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy