Cataluña prevé que el turismo se recupere en 2018 y los precios bajen

Barcelona, 6 mar (EFE).- La Generalitat de Cataluña prevé una «recuperación» del turismo en Cataluña y especialmente en Barcelona en 2018, después de la «inflexión» de los últimos meses afectados por los atentados terroristas y la situación política catalana, aunque en algunos casos los precios disminuirán.

En declaraciones a la prensa tras participar en un foro de turismo, el director general de Turismo de la Generalitat, Octavi Bono, ha dicho que hay elementos que «nos hacen pensar que afrontamos el 2018 por el camino de la recuperación», con unos datos de enero más positivos, y ha mencionado, entre otras cosas, la apuesta que hacen las aerolíneas por Barcelona y en general por Cataluña.

Ha dicho que Vueling aumentará un 12,4 % su capacidad en El Prat durante la próxima temporada de verano; Norwegian, lo hará en un 77 %, o Ryanair, en un 5,5 %, aunque ha advertido de que esta última bajará un 30 % los precios.

También ha destacado que las previsiones de reservas internacionales a larga distancia crecerán entre febrero y julio un 3,4 % y también está previsto que aumente la cifra de cruceristas que llegan a los puertos catalanes.

Según Bono, los operadores turísticos británicos y rusos creen que los precios irán al alza durante 2018 en la costa catalana.

Con todo ello, ha considerado que «habrá recuperación», aunque todavía «está por determinar» qué afectación habrá en los precios de los productos.

Bono ha participado en un Jornada del Observatori CETT titulada «El turismo tras los atentados de Barcelona y del 1-O. ¿Y ahora qué?».

Los participantes en el debate han coincidido en que los datos de enero ya apuntan hacia una recuperación del turismo y de que ésta se irá consolidando durante todo 2018.

La directora de la empresa de gestión de espacios turísticos Advanced Leisure Services, Ana Rivero, ha opinado que Barcelona se irá recuperando, «aunque va a tardar mucho, a un año vista», y ha destacado que la incógnita está en saber qué va a pasar con la costa catalana cuando empiece la temporada.

Durante la jornada se ha puesto de manifiesto la dificultad de saber qué afectación han tenido por separado los atentados de agosto y los hechos ocurridos a raíz del 1 de octubre sobre el turismo.

El director del grupo de investigación de Hostelería del campus CETT, Oriol Anguera, ha calculado que el turismo en Cataluña pudo dejar de crecer entre 9 y 10 puntos por los atentados y el 1 de octubre, aunque ha recordado que la comunidad recibió 19 millones de turistas internacionales en 2017, un 5 % más que el año anterior.

También ha dicho que el descenso de turistas en los últimos tres meses del año fue mayor entre los extranjeros que el registrado en visitantes del resto de España, que fueron los que «salvaron un poco la temporada en el último trimestre».

Rivero ha destacado que la tendencia de decrecimiento en el turismo en Barcelona empezó en junio y ha mencionado que, además de los atentados y la situación política, «hubo ataques al bus turístico, problemas en los controles del aeropuerto y el paro general», factores que también han influido.

El director de Turismo del Ayuntamiento de Barcelona, Joan Torrella, ha asegurado que los destinos turísticos son sensibles a la percepción de «inseguridad» y el propietario de Hoteles Axel, Juan Julià, ha manifestado que el turismo necesita sobre todo «estabilidad».

Según Julià, las «agitaciones políticas» son las que más tardan en recuperarse, 27 meses, según un estudio que ha mencionado, mientras que la normalidad vuelve en una media de 13 meses en casos de atentados.

En este aspecto, Barcelona se recuperó más rápidamente que otras ciudades que han sufrido ataques terroristas aunque, al pasar después los hechos del 1 de octubre, «se complicó todo de nuevo», y Anguera ha explicado que al turismo lo que «más le afecta es la violencia».

Todos los ponentes han coincidido en que la marca Barcelona «está tocada, pero no hundida», por lo que hay que trabajar en promocionarla.

El representante de la Asamblea de Barrios por un Turismo Sostenible, Daniel Pardo, ha indicado que el hecho de que la economía de Barcelona dependa tanto del turismo «no es bueno» y ha apostado por un nuevo modelo.

Acerca de ProfesionalesHoy 26601 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy