La UE muestra cautela ante el anuncio de su exención a los aranceles de EEUU

Bruselas, 22 mar (EFE).- La Unión Europea (UE) se mostró hoy prudente ante el anuncio de Estados Unidos de que el bloque comunitario estará exento al menos temporalmente de los aranceles a los metales y anunció que presentará su postura mañana tras debatir esta noche durante la cumbre de líderes en Bruselas.

«Mientras esperamos la decisión de EEUU sobre si exime a la UE de los aranceles al acero y al aluminio, he decidido trasladar el debate hacia más tarde esta noche. Presentaremos nuestra posición en detalle mañana», dijo el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en una breve rueda de prensa tras la primera sesión de trabajo de los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintiocho.

Tanto Tusk como el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que no hizo comentarios al respecto, optaron por la cautela pese al anuncio hecho hoy por el representante de Comercio Exterior estadounidense, Robert Lighthizer, de una exención para la UE.

«Lo que (el presidente estadounidense, Donald Trump,) ha decidido hacer es suspender la imposición de tarifas a estos países», declaró ante en el Senado en referencia a la UE, Australia, Argentina, Brasil y Corea del Sur, además de a sus socios del TLCAN, Canadá y México, que estaban exentos desde el principio.

Los aranceles del 25 % a las importaciones de acero y del 10 % a las de aluminio, que Trump justifica por razones de seguridad nacional, deben entrar en vigor mañana y la UE ha batallado en las últimas semanas para quedar fuera de los mismos.

También el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, instó a esperar a conocer los detalles de la decisión estadounidense, aunque afirmó que, de confirmarse la excepción, esta sería una «buena noticia».

«Creo que EEUU y Europa, que son dos caras de la misma moneda, no deban dar lugar a una guerra comercial. Nosotros no somos el peligro para el acero americano, es el exceso de capacidad de producción chino», afirmó en una rueda de prensa.

Los jefes de Estado y de Gobierno, que siguen reunidos en una cena de trabajo en la que también se abordarán las negociaciones comerciales con otros países, han guardado en su mayoría silencio pese al anuncio de Lighthizer.

Entre los que pocos que se ha pronunciado, el canciller austríaco, Sebastian Kurz, afirmó en la red social Twitter que está «feliz por la excepción anunciada para la UE» y subrayó que «una guerra comercial nos hubiera perjudicado a todos».

El primer ministro danés, Lars Lokke Rasmussen, dijo que es «razonable que la UE esté exenta de unos aranceles basados en razones de seguridad nacional dado que la UE y EEUU son aliados estrechos» y subrayó que deberían colaborar para resolver «el auténtico problema del exceso de capacidad».

Más cauto se mostró el primer ministro belga, Charles Michel, quien señaló en rueda de prensa que «la hipótesis de las exenciones está abierta, pero hay que saber si está sujeta a condiciones».

A su llegada a la cumbre, buena parte de los jefes de Estado y de Gobierno de la UE aseguraron que esperaban quedar exentos de los aranceles tras las gestiones hechas esta semana en Washington por la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström.

La representante de la Comisión Europea, que tiene la competencia para las negociaciones comerciales comunitarias, se reunió este martes y miércoles con el secretario de Comercio de EEUU, Wilbur Ross, a quien transmitió que la UE, como aliado que no supone una amenaza para la seguridad nacional de EEUU, debería estar exenta.

Malmström dio cuenta de estas conversaciones esta mañana ante la Eurocámara y explicó que no ha firmado ningún «pacto secreto» con la Administración estadounidense, reafirmando la postura mantenida desde el principio por la UE de no hacer concesiones comerciales o de otro tipo para obtener una exención.

La UE defiende que el gran problema del sector acerero mundial es el exceso de capacidad de producción de China, cuyas empresas reciben masivos subsidios públicos, e insiste en que debe buscarse una solución en la Organización Mundial del Comercio.

Los Veintiocho en su conjunto son el mayor exportador de acero a EEUU, con unos cinco millones de toneladas, según la patronal europea acerera Eurofer, y entre ellos Alemania es la principal proveedora, con un 3 % del total de importaciones que recibe el país (casi 36 millones de toneladas en 2017). EFE

lpc/cm/fpa

(Mas información sobre la Unión Europea en euroefe.euractiv.es)

Acerca de ProfesionalesHoy 28740 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy