El expresidente de la aseguradora china Anbang se declara culpable de fraude

Shanghái (China), 29 mar (EFE).- El expresidente y gerente general de Anbang Group, Wu Xiaohui, se ha declarado culpable de cargos por fraude por valor de más de 75.200 millones de yuanes (12.000 millones de dólares), según informó hoy la prensa local de Shanghái, donde ayer arrancó el juicio contra el magnate.

Wu estaba siendo investigado desde junio del año pasado y en febrero fue destituido de su puesto como jefe de Anbang, una de las aseguradoras más importantes de China.

Según asegura la fiscalía, Wu utilizó Anbang como una plataforma para recaudar fondos y un canal para transferir las primas de los clientes a su propio bolsillo.

El magnate, quien está casado con Zhuo Ran, la nieta del mítico dirigente chino Deng Xiaoping, poseía y controlaba más de 200 compañías que eran poco conocidas y que habían aumentado su participación en Anbang con inversiones para tener un «control absoluto» sobre el grupo.

En 2011, por decisión de Wu, la aseguradora lanzó un nuevo producto de inversión y falsificó documentos para obtener la aprobación de la Comisión Reguladora de Seguros de China.

El regulador puso un límite a las ventas del producto, basado en el estado financiero de Anbang, pero Wu lo ignoró y emitió informes financieros falsos para hacer creer a la gente en la capacidad de pago del grupo.

Para el 5 de enero del año pasado, el producto había sido vendido a más de 10,56 millones de personas, recaudando 723.800 millones de yuanes (114.945 millones de dólares, 93.276 millones de euros) más de lo permitido.

Wu usó 65.200 millones de yuanes (10.354 millones de dólares, 8.402 millones de euros) para invertir en proyectos, saldar deudas y llevar un estilo de vida lujoso.

La fiscalía explicó también que Wu ordenó a altos ejecutivos de la compañía que fueran al extranjero y destruyeran información para encubrir sus crímenes, después de que le informaran sobre una investigación policial en marzo del año pasado.

El regulador de seguros de China tomó el control de Anbang Insurance Group hace un año debido a que la compañía tuvo dificultades para pagar a los inversores tras una masiva ola de compras globales.

Anbang es conocida por varias adquisiciones internacionales de alto perfil, incluida la compra en 2014 del hotel Waldorf-Astoria de Nueva York por 1.950 millones de dólares (1.570 millones de euros).

El nombre de Wu sonó en la prensa internacional después de que el diario estadounidense The New York Times publicara el año pasado que, una semana después del triunfo de Donald Trump, se reunió con su yerno, Jared Kushner.

Kushner y Wu estuvieron cerca de llegar a un acuerdo sobre el edificio en el número 666 de la Quinta Avenida de Nueva York (propiedad de los Kushner), que tiene un 30 % de sus oficinas sin ocupar y que acumula una deuda de 1.200 millones de dólares (970 millones de euros).

El fin de las negociaciones llegó después de que numerosos miembros del Congreso expresaran su preocupación por las numerosas conexiones que existían entre Anbang y el Gobierno chino, algo que podría suponer un conflicto de interés debido al importante papel que juega Kushner en la Casa Blanca.

Según reveló la cadena CNN hace unas semanas, el fiscal especial Robert Mueller, encargado de la trama rusa, está investigando los contactos de Kushner con empresarios chinos.

Acerca de ProfesionalesHoy 27874 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy