El programa “Jóvenes y +” dio empleo a 10.500 jóvenes con exclusión desde 2016

Madrid, 4 abr (EFE).- El programa de la UE “Jóvenes y +” se ha convertido en una oportunidad de formación para 46.000 jóvenes en situación de vulnerabilidad, de los que la mitad de ellos no completaron el primer ciclo de enseñanza secundaria, y ha ofrecido empleo a 10.500 desde que se puso en marcha en 2016.

Responsables del Ministerio de Empleo, encargado de gestionar en España esta iniciativa del Fondo Social Europeo, y las entidades que la han puesto en marcha Cruz Roja, Fundación ONCE y Secretariado Gitano han hecho balance de este programa para jóvenes en riesgo de exclusión social que concluye en octubre de este año y que se va a prorrogar hasta 2023 con 50 millones más de presupuesto.

El programa “Jóvenes y +” es una iniciativa que se dirige a los jóvenes mayores de 16 y menores de 30 que ni estudian, ni trabajan y que necesitan apoyos específicos para garantizar la igualdad de oportunidades, dadas sus características personales o situación social por razón de su discapacidad, su origen o su etnia.

La ministra Fátima Báñez ha destacado la eficacia de este programa, que se inscribe en el Sistema de Garantía Juvenil al que se han apuntado más de un millón de jóvenes, de los cuales el 43 por ciento han encontrado empleo.

“No hay una herramienta más potente de lucha contra la desigualdad o la exclusión social que el empleo y necesitamos un esfuerzo compartido”, ha asegurado Báñez, en referencia a las empresas, a las que ha invitado a hacer más contratos de formación, “que permiten a los jóvenes trabajar y formarse con un ingreso de mil euros durante 18 meses y transformarlo luego en indefinido con la bonificación a las empresas de las cuotas durante tres años”.

Varios de los jóvenes participantes han destacado las oportunidades que les ha brindado este programa, que para algunos ha abierto los ojos a las posibles salidas laborales, pero sobre todo por haber facilitado la experiencia en empresas que precisan de cara a optar a un empleo.

“Un tercio de los casi 50.000 jóvenes vive en hogares con todos sus miembros desempleados y casi la mitad no han terminado la ESO, que en el caso de los gitanos llega hasta el 72 por ciento”, ha explicado el presidente de la Fundación Secretariado Gitano, Pedro Puente.

“Integra a jóvenes que ya antes de la crisis tenían dificultades y que con la crisis han quedado excluidos”, ha aclarado Puente, quien ha recordado que la tasa de desempleo de estos grupos vulnerables es más elevada que la del conjunto de los jóvenes, ya que se sitúa entre el 50 y 60 por ciento, frente al 33 por ciento de la general.

“Son jóvenes de hogares vulnerables, que siempre se quedan fuera; padecen la pobreza y a menudo la discriminación, no tienen estudios, ni experiencia laboral previa y cuentan con escasos referentes en su entorno”, ha añadido.

Javier Senent, presidente de Cruz Roja, ha explicado que este colectivo necesita mayor apoyo en la búsqueda activa de empleo y para acceder a formación específica a sus necesidades.

“No podemos dejar atrás a nadie”, ha reclamado Senent, quien ha elogiado la aportación de las empresas “aliadas” que se implican en este programa “abriendo puertas en esta alianza sólida y fructífera”.

Por parte de la Fundación ONCE, Alberto Duran ha resaltado que “la gente que tiene más dificultades aprovecha más las oportunidades”, en referencia a estos jóvenes, a los que “el empleo les marca la diferencia de sentirse uno más o no”.

Desde el ámbito de las empresas, el directivo de FCC Luis Suárez ha destacado el entusiasmo y la diferencia que aportan cada uno de ellos. “No podemos permitirnos perder el talento de esos jóvenes y las ganas de crecer con nosotros”.

Acerca de ProfesionalesHoy 22612 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy