Instituciones Europeas e Industria reafirman su apuesta por la energía renovable en la UE

Bruselas, 12 abr (EFE).- Representantes de la Comisión Europea, la Eurocámara y la industria energética mostraron hoy su apoyo y apuesta por el uso de energías renovables limpias y la descarbonización del sector en Europa, durante la celebración de la IV cumbre energética europea en Bruselas.

El comisario europeo de Energía y Acción Climática, Miguel Arias Cañete, ensalzó el papel de liderazgo de la Unión Europea en la materia durante el discurso de apertura que compartió con el viceministro de Energía de Bulgaria, Zhecho Stankov, y el presidente de la comisión de Energía del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek.

Cañete afirmó que la transición energética es “cada vez más urgente” ante las incertidumbres geopolíticas actuales y subrayó que para la UE este es un “reto importante”, puesto que aún depende mucho de los carburantes fósiles, pese a los avances en renovables.

“El carbón, petróleo y gas todavía suponen más del 72 % de nuestras fuentes primarias de consumo de energía en 2016 y la mayoría fue importado”, señaló Cañete, quien defendió que la UE debe aumentar su resiliencia energética.

No obstante, recordó que la UE está en camino de lograr los objetivos de reducir su consumo energético en un 40 % para 2030 en comparación con 1990 y consideró que el liderazgo comunitario en la materia se verá impulsado con la presentación de una estrategia europea sobre la emisión de gases de efecto invernadero de larga duración en 2019.

Por su parte, el eurodiputado socialista José Blanco aseguró que “la lucha contra el cambio climático no es una opción, es una obligación”.

Blanco fue uno de los ponentes del paquete legislativo aprobado en enero por el Parlamento Europeo que defiende que la cuota de renovables de la UE sea del 35 % en 2030, por encima del 27 % que piden los Estados miembros y del 30 % que propone la Comisión.

En este sentido, aseguró que el Parlamento está en fase de dialogo con el Consejo y la Comisión, aunque lamentó que el Consejo “no está alineado claramente con estos objetivos, ni con lo que los Estados miembros acuerdan y aplauden en París”.

En concreto, apuntó a que en la cumbre celebrada en París en 2017 y auspiciada por el presidente galo, Emmanuel Macron, se ratificaron los objetivos del Acuerdo por el Clima firmado en esa ciudad en 2015 y se invitó a los Estados de la UE a cumplirlos en un “discurso muy esperanzado”.

“Pero cuando uno habla con su ministro de Energía y ve que defiende un 30 % de energías renovables para el periodo 2020-2030, uno piensa que el discurso del presidente no está en consonancia con el papel que Francia desempeña en el Consejo”, añadió.

El aumento de la competitividad de las energías renovables y la reducción de sus costes se plantearon como principales motivos para conseguir estos objetivos, así como una ventaja para su expansión futura.

En este sentido, el vicepresidente ejecutivo del grupo energético italiano Enel, Simone Mori, añadió que “la energía renovable es la forma más barata para producir energía”.

Mori también hizo hincapié en la importancia de la digitalización de la red eléctrica, una herramienta que considera que hay que promover “para que se convierta en el nuevo estándar europeo”.

Por otra parte, durante la jornada también se debatió la presencia de la conocida como “energía azul” -aquella que deriva de los océanos, ríos y mares- y su importancia en las economías verdes.

“La energía de los océanos puede llegar hasta el 10 % de la demanda de la UE (…), y Europa es afortunada en este sentido porque tenemos excelentes condiciones naturales para producir energía con las olas y las mareas, tenemos ingenieros expertos en marina y emprendedores muy motivaos”, sostuvo el comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella.

Vella consideró que el éxito de esta “energía azul” no dependerá solo de tener suficiente dinero, sino también de contar “con condiciones regulatorias que aseguren que ese dinero va a parar a buenas manos”.

Por otro lado, el secretario general de Energía español, Daniel Navia, consideró que concienciar a la ciudadanía es “la clave” de esta transición energética y por eso, dijo, el Gobierno español invierte tanto dinero en publicidad sobre eficiencia energética.

“Tenemos que explicar a los consumidores que la transición energética no solo son las renovables, sino también eficiencia energética”, apuntó. EFE

slr-pth/lpc/si

Acerca de ProfesionalesHoy 21973 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy