El FROB ni tiene un plan concreto para salir de Bankia ni ansiedad por vender

Madrid, 18 abr (EFE).- El presidente del FROB, Jaime Ponce, ha asegurado hoy que el fondo de rescate español, máximo accionista de Bankia, no ha tomado ninguna decisión sobre la salida del Estado del capital de la compañía, pero ha insistido en que “no hay ansiedad” por vender si las condiciones del mercado no son las adecuadas.

En un momento en el que algunos aseguran que el FROB estaría barajando vender participaciones superiores al 10 % de Bankia o llevar a cabo directamente colocaciones de grandes paquetes del banco, Ponce insiste en que no hay ninguna decisión al respecto.

“Lo que hay es una maquinaria perfectamente engrasada para aprovechar las oportunidades, si se dan” ha explicado durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso y, además, “una voluntad evidente de maximizar la inversión”, ha añadido.

Ponce ha recordado que el Estado tiene hasta finales de 2019 para salir del capital de Bankia, pero también ha reiterado que existe la posibilidad de que el Gobierno, si quiere, extienda ese plazo.

Sobre una hipotética fusión de Bankia y BBVA, ha asegurado que al FROB no le consta y son los gestores de cada entidad los que deben hablar del tema.

Al margen de Bankia, el máximo responsable del FROB ha cifrado el impacto de la actividad del fondo en el déficit público de 2017 en 475 millones, mayor al agujero de entre 300 y 360 millones que calcula que podría suponer para las cuentas públicas en 2018.

Preguntado por las garantías concedidas por el FROB en la venta de entidades rescatadas, ha dicho que actualmente sólo queda un esquema de protección de activos aprobado en la venta de Banco de Valencia a CaixaBank.

Calcula que las pérdidas que podría tener que asumir el FROB por dichas garantías podría rondar los 500 millones, aunque la pérdida máxima cubierta por el esquema es de hasta 1.100 millones.

Sobre Sareb, el denominado “banco malo”, ha insistido en que el plan de negocio de la compañía está sujeto a mucha incertidumbre, por la propia evolución del mercado inmobiliario, y por ello conviene ser prudentes.

Respecto al Banco Popular, ha defendido una vez más que la venta al Banco Santander se hizo sin que costara un euro al contribuyente y, al igual que la Junta Única de Resolución (JUR), espera que en las próximas semanas llegue un nuevo informe de Deloitte, que calculará las pérdidas que hubiesen sufrido los accionistas si la entidad se hubiera liquidado, en lugar de haber sido vendida.

Acerca de ProfesionalesHoy 22677 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy