España coloca casi 4.500 millones y roza ya el 47 % de su objetivo para 2018

Madrid, 3 may (EFE).- El Tesoro Público español ha logrado colocar hoy 4.497 millones de euros en deuda a largo plazo de varias denominaciones, con lo que ya roza el 47 % de su objetivo de financiación a medio y largo plazo para todo 2018, que asciende a 128.300 millones de euros.

En concreto, con los 4.497 millones de euros vendidos hoy, la emisión bruta de estos primeros meses del año alcanza los 59.900 millones, lo que supone el 46,7 % de la previsión de emisión a medio y largo plazo para el conjunto de 2018.

En la subasta de hoy, la primera prevista en el mes de mayo, el Tesoro ha colocado deuda a largo de varias denominaciones, que en el caso de los bonos a cinco años indexados a la inflación y en las obligaciones a cincuenta años, han logrado salir a un menor interés, y ambos en mínimos históricos.

En concreto, los bonos a cinco años ligados a la inflación, de los que el Tesoro ha adjudicado 690 millones de euros, se han colocado a un interés marginal del -1,551 %, aún más negativo que el -1,166 % aplicado en la anterior subasta, del pasado 7 de diciembre.

En el caso de las obligaciones a 50 años, el Tesoro ha colocado 1.100 millones de euros, a un tipo marginal del 2,674 %, un nuevo mínimo, e inferior al 3,195 % registrado en la subasta del 16 de noviembre de 2017.

España también ha subastado hoy bonos a tres años de los que ha colocado 1.390 millones de euros, a un interés del -0,138 %, menos negativo que el -0,219 % previo, en tanto que ha vendido 1.317 millones en obligaciones a diez años, cuyo rendimiento marginal ha sido del 1,295 %, superior al 1,255 % pasado.

En total, España ha conseguido vender 4.497 millones de euros, un volumen que se encuentra en la parte alta del objetivo previsto por el Estado que se situaba entre los 4.000 y 5.500 millones de euros.

Además, la demanda de la subasta ha sido muy positiva, ya que los inversores han solicitado deuda por un volumen de casi 10.500 millones de euros.

De esta manera, la ratio de cobertura -diferencia entre lo solicitado y lo finalmente colocado-de la subasta ha sido muy alta, de 2,3 veces.

Pese a lo positivo de la subasta y a pesar de un coste de la deuda “tan bajo”, el analista de TXB Rodrigo García ha advertido de que “es absolutamente esencial que los poderes públicos no interioricen esta situación y que no la consideren eterna”.

“Somos conscientes de que esto se trata de algo excepcional y que ni mucho menos se trata de un nuevo paradigma que ha llegado para quedarse”, por lo que “no tendría ningún sentido que el Tesoro aprovechase estos niveles de interés tan bajos para endeudarse todavía más, puesto que esto sería altamente perjudicial para la Nación”, ha dicho.

García ha añadido que la historia muestra “claramente que un Estado endeudado es un lastre para la economía, máxime en tiempos de crisis”.

Así, ha considerado que en el entorno actual, “es más adecuado aprovechar la alta recaudación impositiva existente para reducir el déficit, y por ende, bajar el ratio de deuda-PIB”, que “aprovecharse de los bajos intereses para seguir endeudándose y engordando unas cuentas públicas, que más pronto que tarde, tendrán que ser objeto de recorte”.

Acerca de ProfesionalesHoy 22627 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy