Sony toma el control de EMI Music como parte de su nueva estrategia trienal

Tokio, 22 may (EFE).- La japonesa Sony anunció hoy que se hará con el control de la discográfica EMI Music, una operación enmarcada en su estrategia para el próximo trienio, en el que planea invertir 1 billón de yenes (7.650 millones de euros) en electrónica y entretenimiento para apuntalar sus beneficios.

Sony pagará unos 2.000 millones de dólares (1.700 millones de euros) a un consorcio liderado por Mubadala Investment, el fondo de inversiones estatal del emirato de Abu Dabi, para hacerse con la participación del 60,2 % que posee en DH Publishing (EMI), dueño de la distribuidora musical EMI Music Publishing.

El gigante nipón ya contaba con una importante participación en la discográfica con sede en Londres, de la que ahora pasará a controlar el 90 % y se convertirá en el número uno del mundo en el negocio de la distribución de contenido musical.

Sony anunció la operación, que será acometida por su filial estadounidense, coincidiendo con la presentación de su nuevo plan estratégico para los próximos tres años, el primero bajo el liderazgo del presidente y consejero delegado Kenichiro Yoshida.

Yoshida, quien tomó las riendas de Sony en abril, parece dispuesto a orientar el rumbo de la compañía hacia la gestión de contenidos con derechos de autor en la nube, dejando de lado la popular faceta de fabricante de dispositivos electrónicos que caracteriza a Sony.

EMI Music Publishing posee un catálogo de más de 2,1 millones de canciones de artistas como James Blunt, Slipknot o el DJ recientemente fallecido Avicii, que consolidará a Sony como el principal distribuidor musical del mundo.

La adquisición “es un ejemplo perfecto” de las inversiones que la compañía pretende acometer en el próximo trienio, expuso durante la presentación de su nueva estrategia en Tokio Yoshida, quien cree que la adquisición “será particularmente un hito importante” para su crecimiento a largo plazo.

Sony prevé que en los próximos tres ejercicios nipones (que se prolongarán hasta marzo de 2021) el beneficio operativo de su sector musical se sitúe entre 110.000 y 130.000 millones de yenes (entre 841 y 1.300 millones de euros), un aumento respecto a los 112.000 millones de yenes (857 millones de euros) del plan actual.

La multinacional japonesa explicó que quiere incrementar sus base de usuarios mientras apuesta por contenidos “de calidad” y su nuevo presidente apuntó que en los próximos años “habrá menos énfasis en las ganancias a corto plazo y más en la inversión para la creación de negocios que generen ingresos recurrentes”.

Esto incluye a otras ramas, como la de videojuegos, donde busca incrementar el número de usuarios de PlayStation Network, la red integrada de su consola PlayStation 4 (PS4) -con un volumen actual de más de 80 millones de usuarios activos al mes-, así como potenciar sus servicios de contenidos audiovisuales en red.

Con su apuesta, Sony augura un beneficio operativo de entre 130.000 y 170.000 millones de yenes (entre 994 y 1.300 millones de euros) en su segmento de juegos, frente a los 190.000 millones de yenes (1.454 millones de euros) de su estrategia previa.

La compañía no especificó, no obstante, cómo pretende acometer esta expansión en la red, mejorando sus servidores o echando mano de colaboración con distribuidores ya existentes, sin embargo, Yoshida dejó claro que no ve a la competencia como un problema.

Al ser preguntado por plataformas como Netflix, Amazon y Spotify (de la que Sony posee un 5 % de las participaciones que espera que le reporten jugosos beneficios en 2018), Yoshida aseguró que Sony los ve “como socios” y destacó que “uniendo fuerzas con distribuidores” podrán mejorar la calidad de los beneficios.

El nuevo y conservador plan trienal de Sony no pareció dejar buen sabor de boca entre los inversores de la Bolsa de Tokio, donde las acciones de la compañía cerraron hoy un 1,97 % a la baja, tras haber llegado a caer hasta un 3,7 % durante el día.

Acerca de ProfesionalesHoy 21536 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy