Las cajas rurales remarcan su buena salud financiera y autonomía

Badajoz, 25 may (EFE).- Los máximos responsables de las 29 cajas rurales que integran el Grupo Caja Rural han remarcado hoy, en Badajoz, “la buena salud” financiera de estas entidades, así como su autonomía y su capacidad de estar “pegadas a sus respectivos territorios”.

El Grupo Caja Rural ha celebrado hoy en la capital pacense la reunión anual de sus consejos de administración, evento al que ha asistido la consejera extremeña de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco-Morales.

En su intervención, el presidente de la Asociación Española de Cajas Rurales, Enrique Moronta, ha afirmado que el grupo acaba de estrenar un nuevo reglamento que permitirá, entre otros objetivos, no traspasar una de las “líneas rojas” de estas entidades, su autonomía, por lo que seguirán, “como siempre, tomando las decisiones al lado de donde se tiene la implantación”.

Todo ello arropadas de forma “muy fuerte” por “nuestras empresas participadas a nivel de Madrid, que son el baluarte y defensa de nuestras cooperativas”.

El Grupo Caja Rural cuenta con el apoyo, para el desarrollo de su actividad, de determinadas entidades participadas, la Asociación Española de Cajas Rurales, el Banco Cooperativo Español, la sociedad Rural Servicios Informáticos y la compañía de Seguros RGA.

Moronta, que ha calificado de “excelente” la situación del “grupo cooperativo más importante a nivel nacional”, también ha destacado las perspectivas que se abren tras la puesta en marcha del nuevo acuerdo de colaboración mutua, como el Mecanismo Institucional de Protección (MIP).

Este acuerdo de colaboración y apoyo mutuo está bajo el amparo de la normativa en vigor y permitirá incrementar los niveles de solvencia de las entidades y el nivel de calidad de los servicios prestados a los clientes.

Asimismo, este acuerdo, que goza con las autorizaciones de todas las autoridades regulatorias y de supervisión, permite a las Cajas miembros reforzar su consolidación de niveles de garantía frente a los clientes y aseguran la independencia de la gestión y su viabilidad futura.

“La nueva regulación nos va a permitir trabajar con satisfacción, dedicarnos a lo que de verdad sabemos hacer, que es dar cada vez más y mejor servicios a nuestros clientes”, ha apuntado Moronta.

El presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo, que ha ejercido de anfitrión, ha coincidido en que la línea de las cajas rurales es clara: ser entidades financieras “pegadas a su territorio y a la sociedad de cada región”, sin dejar de lado los avances tecnológicos para ofrecer los mejores servicios.

Blanco-Morales ha afirmado, a su vez, que una de las labores del Ejecutivo autonómico extremeño en este ámbito, dentro de los principios de “neutralidad” y “objetividad”, es el acompañamiento en la profesionalización, transparencia y mejora regulatoria precisas.

Otro de los objetivos, según ha dicho la consejera, es reconocer el servicio que como entidades financieras prestan, destacar el valor que supone el crédito cooperativo, y trabajar juntos por el futuro mejor de los agricultores, ganaderos y empresas extremeñas.

Durante la reunión se ha subrayado la idea de que “el crédito cooperativo es una parte muy importante del sistema financiero español”, segmento que, además, “ha atravesado la crisis sin mácula, sin necesidad de pedir ayudas públicas”, ha dicho Blanco-Morales.

“Debe adaptarse y fortalecerse para el futuro, que ya se está haciendo, a la vez que los gobiernos, el supervisor y las administraciones deben estar en la defensa de este modelo de negocio que vertebra y cohesiona la sociedad”, ha incidido.

Acerca de ProfesionalesHoy 21536 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy