El déficit estatal continúa a la baja y cierra abril en 5.928 millones

Madrid, 29 may (EFE).- El déficit del Estado continúa su descenso impulsado por los buenos datos de recaudación tributaria junto a la contención de los gastos, lo que situó el desfase en 5.928 millones de euros al cierre de abril, un 22,2 % menos que a esas alturas de 2017.

De la misma manera, se mantiene la tendencia a la baja del déficit del conjunto de las administraciones públicas que, según los datos publicados hoy por el Ministerio de Hacienda -en este caso correspondientes a los tres primeros meses del año y sin incluir las corporaciones locales- cerró marzo en 4.653 millones, un 20,8 % menos.

El déficit público del primer trimestre del año equivale al 0,38 % del PIB -un 0,39 % del PIB si se incorporan los 62 millones de ayudas a la banca en este periodo-, cuando el objetivo para el conjunto del año es del 2,2 % del PIB.

En estos tres meses, la administración central acumuló un déficit equivalente al 0,42 % del PIB (su objetivo anual es el 0,7 %) mientras que los fondos de la Seguridad Social lograron un superávit del 0,16 % del PIB (su objetivo es un déficit del 1,1 % del PIB).

Por su parte, las comunidades autónomas cerraron marzo con un déficit agregado del 0,12 % del PIB, cuando su meta es del 0,4 %, después de que seis regiones -Asturias, Canarias, Galicia, La Rioja, Comunidad Valenciana y País Vasco- registraran superávit en este periodo.

Los datos de ejecución presupuestaria del Estado, que incluyen datos hasta abril, concluyen que el déficit de este subsector en los cuatro primeros meses del año equivalía al 0,49 % del PIB tras reducirse algo más de un 20 %.

Entre enero y abril, el Estado logró superávit primario, es decir, que si se descontaran los intereses de la deuda tendría un superávit de 2.271 millones, un 0,19 % del PIB y más del doble que en el mismo periodo de 2017.

La reducción del déficit en el primer cuatrimestre se deriva, como en meses anteriores, de que el aumento de los ingresos -un 9,4 %, hasta 60.615 millones- ha sido superior a la de los gastos -un 5,6 %, hasta 66.453 millones-.

El repunte de los ingresos se debe principalmente a la mayor recaudación tributaria, que ascendió a 53.912 millones, un 9,3 % más, después de que los tres grandes impuestos registraran avances.

Los ingresos por IVA subieron un 11 %, hasta 26.719 millones; los de IRPF, un 9,7 %, hasta 10.991 millones, y los del impuesto de sociedades, un 12,1 %, hasta 7.473 millones, debido a menores devoluciones e ingresos extraordinarios.

En cambio, las cotizaciones sociales cayeron un 1,9 %, a 2.185 millones, en línea con la sustitución de empleados con régimen de clases pasivas por otros con régimen de Seguridad Social.

Hacienda explica en su informe que el repunte del capítulo de gastos se debe principalmente a la mayor aportación a la Unión Europea por recursos de IVA y RNB, que aumentó un 25,7 %.

También influyó el aumento de las transferencias a las comunidades autónomas (del 9,2 %) por los mayores anticipos concedidos a cuenta de la liquidación del ejercicio 2016, aunque este repunte fue parcialmente compensado por las menores transferencias a los Fondos de la Seguridad Social, los organismos de la administración central y las corporaciones locales.

En esos meses aumentó el gasto en formación bruta de capital (un 128,3 %) y en prestaciones sociales(3,4 %), los consumos intermedios (1,6 %) y remuneración de asalariados (0,3 %), mientras que los intereses de la deuda cayeron un 4,6 %.

Acerca de ProfesionalesHoy 21509 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy