Macri defiende el veto a la ley contra el “tarifazo” y tilda a la oposición de mentirosa

Buenos Aires, 31 may (EFE).- El presidente argentino, Mauricio Macri, defendió hoy su decisión de vetar la ley contra el “tarifazo” en los servicios públicos aprobada esta madrugada por el Congreso y acusó a la oposición de mentir y ser irresponsable.

“Fue inconducente (la aprobación de la ley). Si hubiese una solución alternativa, el primero en haberla aplicado hubiese sido yo. No existe una solución alternativa a que cada uno pague lo que consume”, dijo Macri en una rueda de prensa en la norteña provincia de Salta.

El presidente vetó hoy una ley impulsada por la oposición, principalmente por el peronismo, para retrotraer las tarifas de los servicios públicos de gas, electricidad y agua a los valores de noviembre del pasado año bajo el argumento de que los usuarios no pueden afrontar los fuertes aumentos fijados por el Ejecutivo.

El jefe de Estado argumentó que “no es facultad del Congreso decir cuáles son las tarifas” y que la norma aprobada “irresponsablemente” no establece las fuentes de financiación para solventar los subsidios al consumo de servicios que el Estado debería seguir pagando en caso de entrar en vigencia la ley.

Precisó que esos recursos ascenderían a unos 110.000 millones de pesos (unos 4.330 millones de dólares), cifra que, según advirtió Macri, sin una alternativa de financiación, obligaría al Estado a “suspender” el pago de ayudas sociales y parte de las jubilaciones y la ejecución de obras públicas.

“No se le puede mentir a la gente. Yo soy el primero que, si pudiese no aumentar las tarifas, no las aumentaría”, afirmó el mandatario, quien, por un lado, insistió en la necesidad de reducir el gasto público para achicar el déficit fiscal y, por otra parte, en la urgencia de un consumo responsable de energía para “poder crecer”.

En caso de veto, la Constitución Nacional establece que la iniciativa aprobada por el Congreso vuelva a la Cámara de origen -en este caso la de Diputados- para ser tratada nuevamente.

Si esa Cámara -de 257 miembros, de los cuales 108 son del frente gobernante Cambiemos- confirma el proyecto por mayoría de dos tercios de los votos, pasa otra vez al Senado.

Si la Cámara Alta -72 miembros, 25 de ellos de Cambiemos- lo aprueba también por dos tercios o más de los votos, el proyecto es ley y pasa al Ejecutivo para su promulgación.

Pero si las cámaras se pronuncian de modo contrario, la iniciativa no podrá volver a tratarse en las sesiones de este año.

Macri sostuvo que la oposición “tiene que entender que se necesita responsabilidad” y que “no puede creer que va a sacar ventaja mintiéndole a la gente sobre que le van a devolver un año y medio de tarifas sin decir de dónde va a salir la plata”.

En esta línea, arremetió contra los senadores y gobernadores opositores con influencia en la Cámara Alta que, según el presidente, primero le manifestaron que el proyecto era un “desastre” y no era “viable” y luego apoyaron su aprobación.

“¿Para qué lo hicieron? ¿querían hacer una demostración de poder en el peronismo? Ya sabemos que tienen la mayoría en ambas cámaras. Pero no se equivoquen: el poder lo tiene la gente y los argentinos decidieron un cambio”, advirtió.

Por su parte, la oposición no tardó en repudiar el veto presidencial y tachó la decisión de antidemocrática.

“Es la expresión más acabada de un gobierno soberbio, autocrático, antipopular, irresponsable e insensible #NoAlVeto”, publicó en su cuenta en la red social Twitter el kirchnerista Agustín Rossi, presidente del bloque de diputados del Frente para la Victoria.

Por su parte, el extitular del Partido Justicialista (peronismo) José Luis Gioja consideró que Macri “camina al borde de la antidemocracia” y aseveró que el Gobierno está “más pendiente por la ganancia de las empresas de sus amigos que por lo que sufre el pueblo”.

Acerca de ProfesionalesHoy 21496 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy