BBVA defiende las sucursales bancarias pese al avance de los pagos digitales

Amsterdam, 4 jun (EFE).- El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, ha defendido hoy en el encuentro de empresas de medios de pago Money 2020 la permanencia de las sucursales bancarias, ya que la presencia física “es una ventaja competitiva frente a otros actores digitales”.

En declaraciones a Efe al inicio de un evento que durante tres días reúne a empresas tecnológicas y financieras, Torres Vila ha asegurado que “lo que irá evolucionando es el papel de la sucursal hacia servicios de mayor valor añadido”, con lo que se convertirá en un lugar en el que se potenciará “la interacción remota de los clientes y los gestores”, algo que al banco ya le está dando buenos resultados.

Durante su intervención, Torres Vila se ha referido al uso de datos, un asunto que en su opinión se debe plantear desde ángulos distintos según se trate de una empresa tecnológica o de un banco.

BBVA “parte de una premisa muy clara: los datos que generas en tu relación con nosotros te pertenecen, son tuyos”; por lo tanto, el uso que haga la entidad de ellos debe ser ara proporcionar un servicio, “para que tus datos trabajen por y para ti”, tato para tomar decisiones financieras como de otro tipo.

Por ello, el banco no ve la PSD2 -regulación europea en los servicios de pagos digitales- como una amenaza, sino todo lo contrario.

Es importante que se implemente bien, ha señalado, y que evolucione para que se extienda a más sectores, de modo que la seguridad de los usuarios esté protegida al máximo; en BBVA lo ven como “una oportunidad increíble”, en un terreno en el que el banco está innovando.

Cuanto más sabes, mejor decides, aclara.

En cuanto a la desaparición en el futuro del dinero físico y las tarjetas, Torres Vila cree que la tendencia es a un menor uso de efectivo no solo en países desarrollados, sino también en emergentes.

En China, explica, ya no se ve efectivo en los puestos por la calle, y es que “la conveniencia, la seguridad y la trazabilidad de las transacciones digitales” son ventajas que se acaban extendiendo.

Por lo que respecta a las tarjetas, “su uso está creciendo y seguirá creciendo, aunque eventualmente el soporte físico del plástico no será necesario”.

Torres Vila ha valorado los criterios fijados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para las empresas del sector tecnofinanciero o “fintech”, una “una buena iniciativa dentro de la lógica de construir un marco de innovación por parte de la CNMV, que ayudará a reducir las barreras de entrada para nuevos participantes”.

También se ha mostrado a favor de la iniciativa de la CNMV de poner en marcha un “sandbox” o banco de pruebas regulatorio, donde las “fintech” podrán desarrollar sus proyectos tecnológicos en el campo de las finanzas en un entorno controlado.

No obstante, cree que sería interesante ampliar el alcance de estos entornos de pruebas “más allá de las autoridades financieras, para llevarlos al campo de la protección de datos y la ciberseguridad”.

Respecto del debate de las criptomonedas como el “bitcoin”, Torres Vila cree que la regulación deberá adaptarse o guiar su desarrollo, sobre todo en los aspectos que afecten a la protección al consumidor o inversor, sobre todo en aquellos modelos que puedan afectar a la estabilidad financiera.

Por ahora, “su desarrollo continúa con fuerza y su potencial de disrupción es muy interesante”.

BBVA, ha asegurado, ha apostado por el desarrollo tecnológico, esfuerzo que ha dado sus frutos ya que este año el 50 % de los clientes serán digitales, y en 2019 prevén que el 50 % interactúe por el móvil. EFECOM

eyp/mgm

Acerca de ProfesionalesHoy 21500 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy