La ministra para la Transición Ecológica ve poco futuro al carbón

Madrid, 8 jun (EFE).- La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha dicho hoy que “el carbón tiene poco futuro”, aunque a ella no le preocupa tanto si lo tiene o no como el de la gente que vive en comarcas cuyo futuro depende de un “monocultivo económico”, como las minas o las centrales térmicas.

Ribera, en una entrevista a La Sexta, ha manifestado que hace más de diez años se tenía que haber estado invirtiendo en “diversificación industrial, económica y en alternativas que sean atractivas para la gente que vive allí, para los jóvenes, y no en desperdiciar dinero, en mantener situaciones que tienen poco futuro”.

Ribera ha indicado que, no obstante, “en ese proceso de transición hay que ir compaginando la apuesta por el futuro con la facilidad para dar salida a los colectivos que se sienten en una situación de vulnerabilidad mayor”.

La ministra ha añadido que, desde el punto de vista del impacto para el conjunto del planeta, para la salud y los efectos para el cambio climático, “es muy difícil pensar que el carbón tiene futuro”.

Ribera ha expresado la apuesta del nuevo Gobierno por que haya más renovables y se ha referido también al denominado impuesto al sol.

En este sentido, ha criticado las barreras regulatorias y fiscales al despliegue de soluciones más viables para una buena parte de los consumos y para pequeños consumidores eléctricos que podrían estar gestionando soluciones de proximidad.

Ha añadido que soluciones como el autoconsumo se están generalizando y facilitando en la mayor parte de los países del entorno de España, incluso en aquellos con una radiación solar “infinitamente menor”.

Además, ha manifestado que no tiene sentido decir que España carece de recursos energéticos y ha añadido que, por el contrario, lo que hay que hacer es dar encaje a los que son fundamentalmente los que tiene España, el sol, en menor medida el viento y algo de geotermia, e ir facilitando el proceso de transición.

La ministra se ha referido al recibo de la luz, que ha dicho que hay que ver cómo se organiza, algo que está en discusión en prácticamente todos los países de Europa.

Ha indicado que hoy en día la mayor parte de las soluciones renovables, en particular la eólica y la fotovoltaica, tienen unos costes operativos y de instalación que “baten cualquier comparación con la mayor parte de los sistemas convencionales de generación y simplemente nos plantean otros desafíos”.

En este sentido, ha dicho que “hay que ver qué modelo de negocio hay detrás, cómo se facilita la inversión, de qué manera se da salida a aquello que ya no tiene sentido pero que ha supuesto una inversión previa en las décadas anteriores”.

Acerca de ProfesionalesHoy 21516 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy