Más de 3.000 personas se manifiestan en Salamanca contra una mina de uranio

Salamanca, 9 jun (EFE).- Más de 3.000 personas según fuentes de la Policía Nacional y unas 5.000 en función del cálculo de los organizadores se han manifestado hoy por las calles de Salamanca en contra del proyecto de una mina de uranio a cielo abierto en el municipio salmantino de Retortillo.

Esta nueva movilización, la cuarta que se ha celebrado en la capital salmantina, ha sido convocada por el Movimiento Ibérico Antinuclear que la ha hecho coincidir con la marcha anual en la que solicita “la jubilación antinuclear”, según se recoge en su convocatoria.

Las miles de personas procedentes de diferentes puntos de Salamanca y distintas zonas de España y Portugal, además de algún participante de Francia, han recorrido algo más de un kilómetro que separa la plaza de la Concordia de la plaza de San Román.

Entre los asistentes se encontraban el coordinador de IU en Castilla y León y procurador por Salamanca de esta formación política, José Sarrión, quien ha lanzado “el mismo mensaje” contrario a la mina de uranio que IU ha presentado “tanto al Gobierno de Rajoy como ahora al Gobierno de Pedro Sánchez”.

“Desde los gobiernos nacional y autonómico se ha puesto una alfombra roja a un proyecto que pone en riesgo un modo de vida de miles de personas de la zona que se dedican a la ganadería y la agricultura, como también se pone en peligro el balneario de Retortillo”, ha añadido Sarrión.

Por su parte, el portavoz del Movimiento Ibérico Antinuclear, Francisco Castejón, ha recordado que esta marcha se hace coincidir con la que anualmente convoca su organización y que se aproxima al 8 de junio “porque es cuando expira el permiso para continuar la central nuclear de Almaraz y para que no se amplíe y se cierre”.

Además, ha señalado que la mina de uranio a cielo abierto que la empresa Berkeley pretende instalar en el municipio salmantino de Retortillo es una “amenaza a la vida de una comarca y deja heridas en el medio ambiente”.

Por ello, para Castejón, la apuesta por esta instalación es “una insensatez” ya que, además de los “problemas de salud y medioambientales” que puede ocasionar generará “pocos puestos de trabajo”.

“Esta mina es una locura, condena al territorio al abandono y, además, no es nada rentable con los actuales precios del uranio”, ha agregado el portavoz del Movimiento Ibérico Antinuclear.

En este mismo sentido, Sarrión ha calificado esta iniciativa de “proyecto inédito en Europa”, ya que según ha señalado desde hace décadas se han cerrado “las minas de uranio a cielo abierto por su peligrosidad medioambiental y por la salud humana”.

La mina de uranio en Retortillo ya ha comenzado a dar los primeros pasos de infraestructuras, aunque según ha señalado el portavoz del Movimiento Ibérico Antinuclear “todo quedaría en agua de borrajas si desde el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez se deniega los permisos para explotar la mina”.

Además, Sarrión ha señalado que desde el Parlamento de Portugal se ha presentado una queja suscrita “con el apoyo desde los partidos de izquierda a los de la derecha” ante los peligros que puede ocasionar al territorio portugués esta mina de uranio, dada su cercanía con la frontera hispano-lusa.

Castejón ha hecho un llamamiento al Gobierno de Pedro Sánchez en el sentido de que tiene una “ocasión de oro para acabar con este proyecto que es tan perjudicial para Salamanca, Castilla y León, España y Portugal”.

Acerca de ProfesionalesHoy 21516 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy