La balanza por cuenta corriente suma un déficit de 2.800 millones hasta abril

Madrid, 29 jun (EFE).- La balanza de pagos por cuenta corriente acumuló un déficit de 2.800 millones de euros en los cuatro primeros meses del año, frente al superávit de 600 millones del mismo periodo de 2017, de acuerdo con los datos publicados hoy por el Banco de España.

Esta evolución está marcada por los bienes y servicios, cuyo superávit hasta abril, de 3.400 millones, es muy inferior a los 5.700 millones que anotaba hace un año.

Este descenso en bienes y servicios se produce a pesar de que turismo y viajes continúa al alza, con un superávit de 9.300 millones, un 2,2 % más que hace un año (9.100 millones).

También contribuyó el incremento del déficit de las rentas primaria y secundaria (rentas del trabajo, de la inversión, impuestos, cotizaciones, prestaciones sociales y trasferencias corrientes), que se situó en 6.200 millones, 1.100 millones más que en abril de 2017.

La suma de la balanza de pagos por cuenta corriente y la cuenta de capital arrojó un déficit de 2.100 millones, frente al superávit de 1.200 millones de hace un año, pese al superávit de 700 millones (100 millones más) de la cuenta de capital.

El saldo neto de la cuenta financiera -excluyendo el Banco de España- hasta abril fue de 14.000 millones, impulsado por otras inversiones (que agrupa préstamos, repos y depósitos) que alcanzó los 10.900 millones (2.000 millones menos).

En menor medida aportó la inversión de cartera, que se situó en 3.600 millones, frente a los 27.000 millones de hace un año, y los derivados financieros, que generaron 500 millones de superávit, frente al déficit de 1.900 millones.

Por su parte, la inversión directa en España contabilizó un déficit de 900 millones, frente al superávit de 500 millones de los cuatro primeros meses de 2017.

Acerca de ProfesionalesHoy 22549 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy