España, cuarta economía de UE que mas aporta al sector agroalimentario europeo, según informe

Madrid, 4 jul (EFE).- España es la cuarta economía de la UE que más valor añadido aporta al sector agroalimentario europeo, un 11,4 %, solo por detrás de Francia, Alemania e Italia.

Así se pone de manifiesto en el informe “Observatorio sobre el sector agroalimentario español en el contexto europeo”, elaborado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas, que ha presentado esta mañana Cajamar en un acto celebrado en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

El estudio refleja que en 2017 el sector agroalimentario ha crecido por tercer año consecutivo y con más intensidad que el conjunto de la economía española, con una facturación que supera los 150.000 millones de euros, aumentando su valor añadido del 3,5 %, hasta los 62.000 millones de euros.

El presidente de Cajamar, Eduardo Baamonde, ha explicado que esta iniciativa nace del interés de Cajamar en conocer la evolución del sector agroalimentario, “sobre todo su análisis comparativo con la evolución del sector de otros países de nuestro entorno”.

Baamonde ha matizado que hay “un claro crecimiento del sector y una clara incorporación de valor, y una internacionalización, lo cual pone de manifiesto que el sector se ha convertido en un sector puntero, estratégico, en la economía española”.

El estudio incluye un amplio número de indicadores que permiten analizar diferentes aspectos económicos de este segmento productivo, como su dimensión en términos de valor añadido y empleo, su ritmo de crecimiento, su productividad y competitividad, su importancia en el sector exterior de la economía y su esfuerzo inversor en I+D.

Además, Baamonde ha indicado que “la sostenibilidad y el medio ambiente son fundamentales porque no puede haber ninguna actividad económica que no sea sostenible, desde el punto de vista medio ambiental, económico y social”.

Ha explicado que a través de las nuevas tecnologías se puede lograr la eficiencia agroalimentaria en España y que “el I+D+i es fundamental para compatibilizar la eficiencia, la competitividad, con el respeto al medioambiente y con una rentabilidad que es necesaria para garantizar la sostenibilidad en el tiempo y la justa retribución a productores, empresas y empleados”.

Al acto han asistido también el director de Innovación Agroalimentaria de la entidad financiera, Roberto García; el director adjunto de Investigación del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) y autor del informe, Joaquín Maudos, y el secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Fernando Miranda.

Maudos ha señalado que hay que invertir más en I+D+i, “una fuente muy importante del crecimiento de la productividad” y ha destacado que “para generar más valor añadido es muy importante la diferenciación del producto”.

El autor del informe ha concretado que “el sector tiene que esforzarse en los próximos años en la innovación porque está invirtiendo el 0,4 % de su valor añadido bruto, mientras que Europa invierte el 0,6”.

El indicador de 2017 muestra que la productividad del trabajo del sector agroalimentario español es “un 52 % más elevado que la UE”.

Maudos ha destacado el dinamismo del sector que “aporta el 5,8 % del PIB, 1.250.000 empleados, con máximos históricos de exportaciones y un volumen de venta de 49.000 millones”, lo que nos convierte en “la cuarta economía de la UE, tanto en tamaño por aportación al PIB, como por aportación a la exportación”.

Roberto García ha reconocido que España es el país de la UE que mas ha crecido en exportaciones en los últimos años y ha señalado que hay oportunidades para que el sector siga creciendo, especialmente en la industria alimentaria, en la transformación de las materias primas que se obtienen en la agricultura.

“En España, la industria agroalimentaria genera un 10 % más de valor añadido que el generado por la agricultura, si llegásemos al 100 %, como en Alemania, el valor podría pasar de 62.000 millones de euros a 90.000, lo que supondría una importante generación de actividad económica y de generación de empleo”, ha estimado.

En los próximos años el sector agroalimentario tendrá que producir más, utilizando eficientemente los recursos disponibles para obtener productos más duraderos, innovadores y a mejor precio, y que a su vez protejan la salud y el bienestar de los ciudadanos y preserven el medioambiente.

Acerca de ProfesionalesHoy 21979 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy