España coloca 4.755,5 millones y roza ya el 66 % de su objetivo para 2018

Madrid, 5 jul (EFE).- El Tesoro Público español ha colocado hoy 4.755,5 millones de euros en deuda a largo plazo de varias denominaciones, y roza ya el 66 % de su objetivo de financiación a medio y largo plazo para todo 2018, que asciende a 131.310 millones de euros.

Del importe total colocado en la subasta de hoy (4.755,5 millones), la mayor parte, 1.565 millones de euros han correspondido a bonos a tres años, que han salido a un interés marginal menor, del -0,089 %, frente al -0,018 % previo.

De la misma manera, España ha logrado reducir el rendimiento aplicado a unas obligaciones que vencen en el año 2030, hasta el 1,591 % (1,848 % anterior), de las que ha vendido 960,5 millones de euros.

Por el contrario, en la puja, España ha elevado el rendimiento marginal aplicado a las obligaciones a diez años indexadas a la inflación hasta el -0,154 % (-0,287 %) y de otras obligaciones que vencen en el año 2041, que han salido al 2,224 % (2,189 % previo).

De las obligaciones a diez años indexadas a la inflación, España ha vendido 923 millones de euros, y de las obligaciones con vida residual de 23 años, 1.307 millones.

Así, en total, España ha colocado en esta primera puja de julio 4.755,5 millones de euros, un resultado “muy satisfactorio” según ha destacado el analista de XTB Javier Urones, para quien este resultado “mixto” respecto al interés “deja sin embargo, un muy buen sabor de boca a los inversores, al colocar a la deuda española entre una de las preferidas dentro de la Eurozona”.

“Los últimos vaivenes de las bolsas, debido a la guerra comercial entre Estados Unidos y sus socios, no han logrado afectar al riesgo percibido por invertir en la deuda española”, ha añadido.

Para Urones, la decisión adoptada el pasado 14 de junio por el Banco Central Europeo (BCE) de ampliar las compras de deuda hasta finales de año también “apoya de forma muy significativa la compra de deuda soberana, actuando de red de seguridad para los inversores”.

No obstante, ha advertido, “es de esperar que con los intereses tan bajos que está registrando el Tesoro en las últimas subastas, sea cada vez más complicado seguir esta senda de reducción en el coste exigido”.

Según los datos de la subasta recopilados por Efe, los inversores han solicitado casi 8.500 millones de euros en deuda española a largo plazo.

De esta manera, la ratio de la puja, que es la diferencia entre lo demandado y lo que finalmente ha sido adjudicado, ha sido de 1,7 veces.

La subasta de hoy ha sido la primera de julio, mes en el que están previstas otras tres: el 12 de julio el Tesoro venderá letras a 6 y 12 meses; el 17, letras a 3 y 9 meses; y el 19, bonos y obligaciones.

El volumen adjudicado en la subasta se ha situado en la parte media del objetivo previsto por el Tesoro, que estimaba vender entre 4.000 y 5.500 millones de euros de esta deuda.

Acerca de ProfesionalesHoy 21980 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy