AEB y CECA creen que un impuesto a la banca recaudaría menos de lo esperado

Madrid, 10 jul (EFE).- Las patronales de la banca española AEB y CECA han advertido hoy que establecer un impuesto especial para los bancos destinado a financiar las pensiones tendría unos efectos recaudatorios “inferiores a los pretendidos” y afectaría “de forma muy negativa” a la solvencia de las entidades.

En una nota conjunta remitida hoy, ambas asociaciones insisten en los perjudiciales efectos que tendría para la economía aumentar la carga tributaria del sector financiero, cuya contribución al sostenimiento del gasto público “es superior a la de otros sectores”.

“Si bien los objetivos que se pretenden alcanzar con estas medidas se pueden compartir, la creación de nuevos gravámenes a la banca no constituye una solución adecuada, porque sería injusta y porque conllevaría efectos colaterales perjudiciales para la economía española en general”, explican.

Para las organizaciones no es “razonable” hacer recaer las necesidades de ingreso adicional del sistema de pensiones sobre un único sector empresarial, especialmente si se tiene en cuenta que su ponderación en la economía y en los beneficios empresariales es en torno al 3 %.

Si la solución a este problema requiere aumentar los ingresos públicos, argumentan, “todos los agentes deben contribuir a sufragarlo de manera equitativa”.

Y además, continúan, “el incremento de la carga tributaria del sector financiero generaría para nuestras entidades una desventaja competitiva a nivel europeo”, y supondría un obstáculo al “relevante” papel que tiene el sector en términos económicos y sociales, sobre todo en su contribución “al empleo y al desarrollo de la actividad económica a través de la concesión del crédito”.

Las patronales también recuerdan en su nota los “considerables esfuerzos” que ha hecho el sector en el pasado para facilitar el cumplimiento de los objetivos de déficit público, aparte del hecho de que su contribución al gasto público es superior a la de otros sectores, debido en parte a la aplicación de un tipo impositivo incrementado en el impuesto sobre sociedades o al impuesto sobre depósitos de entidades de crédito.

Por último, AEB y CECA consideran necesario señalar las contribuciones de las entidades al Fondo de Garantía de Depósitos y al Fondo de Resolución, que afecta a los resultados de las entidades y, por tanto, a los dividendos que perciben los accionistas.

Por todo ello, “el establecimiento de un impuesto sectorial supondría un sobrecoste adicional que haría aún más difícil acceder al mercado de capitales”.

Acerca de ProfesionalesHoy 21921 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy