Los pensionistas vizcaínos califican de “migajas” los atrasos pendientes

Bilbao, 16 jul (EFE).- Jubilados y pensionistas vizcaínos, que han cumplido hoy seis meses de concentraciones semanales ante el Ayuntamiento de Bilbao en demanda de pensiones públicas “dignas”, han calificado de “migajas” los atrasos que cobrarán el próximo día 27 por la subida prevista para este año.

El Gobierno anunció la semana pasada que el próximo 27 de julio pagará a los pensionistas los atrasos por la subida fijada en los Presupuestos Generales del Estado de 2018, que es del 1,6 % general y del 3 % para las mínimas y no contributivas.

“Es una minipaga, son migajas, un parche, pan para hoy y hambre para mañana”, ha afirmado en declaraciones a los medios la representante del movimiento de pensionistas de Bizkaia Andrea Uña, quien ha dicho que los atrasos corresponden a la subida desde enero, cuando los pensionistas llevan “perdiendo poder adquisitivo desde el año 2012”.

Después de que los alaveses y guipuzcoanos hayan decidido interrumpir las protestas hasta septiembre -no obstante, en San Sebastián ha tenido lugar hoy otro acto-, unos 500 jubilados y pensionistas vizcaínos han vuelto a concentrarse este mediodía, ante el Ayuntamiento de Bilbao.

Aunque ha sido la cifra más baja desde que comenzaron las protestas a mediados del pasado enero, y pese a que la afluencia a las concentraciones ha ido mermando según avanza el verano, los portavoces de los jubilados han manifestado su voluntad de mantener las movilizaciones mientras se mantenga una participación significativa.

El próximo miércoles se volverán a reunir para decidir si mantienen las protestas durante todo el verano, aunque ya tienen convocada una “gran manifestación” para el próximo 20 de agosto, durante las fiestas de Bilbao.

“Seguiremos aquí hasta que vosotros digáis”, han trasmitido a los concentrados los portavoces de los pensionistas vizcaínos.

Acerca de ProfesionalesHoy 21524 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy