PSA aumentó un 18 % su beneficio semestral con 1.481 millones de euros

París, 24 jul (EFE).- El grupo automovilístico francés PSA tuvo 1.481 millones de euros de beneficio en el primer semestre, el primero completo tras la integración de Opel/Vauxhall, y eso significó un aumento del 18 % respecto al mismo periodo de 2017.

El resultado operativo se incrementó en un 17,8 % hasta 2.267 millones de euros, mientras que en términos corrientes el alza fue del 48,1 % hasta 3.017 millones, destacó la empresa en un comunicado.

Si sólo se tienen en cuenta las tres marcas que componían la compañía hasta agosto de 2017 (Peugeot, Citroen y DS), el resultado operativo corriente progresó un 29,9 % hasta 1.873 millones de euros.

Eso representó un nivel de rentabilidad “récord”, en torno al 8,5 %, comparado con el 7,3 % en la primera mitad de 2017, pese a que la empresa tuvo que afrontar un aumento del costo de las materias primas y un efecto negativo de las variaciones de tipo de cambio de divisas, subrayó el constructor.

Más notable que eso fue la evolución de Opel/Vauxhall, que salió de los números rojos y obtuvo una rentabilidad del 5 % entre enero y junio con 502 millones de resultado operativo recurrente.

En la filial de componentes Faurecia, el resultado operativo corriente subió un 10,1 % hasta 642 millones de euros, con un margen del 7,1 %, tres décimas más.

En el negocio de financiación, el resultado operativo corriente experimentó un salto del 63,5 % hasta 510 millones de euros.

Al final, el margen operativo corriente del grupo se situó en el 7,8 % de la facturación, cuatro décimas por encima del obtenido en la primera mitad de 2017.

En cuanto a la facturación, subió un 40,1 % en términos absolutos hasta 38.595 millones de euros si se incluye el negocio de la antigua filial europea de General Motors (Opel/Vauxhall).

En términos equivalentes, descontando el impacto de esa variación de perímetro pero también de los movimientos de los tipos de cambio, el ascenso fue del 22,9 %.

En la primera mitad del año, PSA vendió 2.181.823 vehículos en todo el mundo durante el primer semestre, un 38,1 % más que en el mismo periodo de 2017, lo que se explica por la integración en sus cuentas de Opel/Vauxhall.

Si se excluyen los 571.832 vehículos de esas dos marcas, el incremento de las tres que componían hasta agosto de 2017 PSA (Peugeot, Citroen y DS) se limitó al 1,9 %.

A fecha de 30 de junio, la posición financiera neta del fabricante francés era de 8.257 millones de euros, lo que suponía 2.063 millones más que al terminar 2017.

PSA prevé que en el conjunto de 2018 el mercado automovilístico permanecerá estable en Europa, crecerá un 4 % en Latinoamérica, un 10 % en Rusia y un 2 % en China.

El presidente de la empresa, Carlos Tavares, se felicitó en la presentación de resultados de la marcha del negocio de Opel/Vauxhall, donde se han reducido los costos fijos en un 28 %.

Insistió en que, como ya se había hecho con las marcas históricas (Peugeot-Citroen-DS) no habrá despidos forzados, se refirió a los acuerdos con los sindicatos y recordó los planes para reducir en Alemania la plantilla en 3.700 empleados.

Uno de los principales parámetros utilizados por la dirección para evaluar la evolución de la eficiencia es el peso de los salarios en relación con los ingresos.

Para este año, la masa salarial debería suponer un 11,8 % de la facturación, todavía por encima del 10 % que se toma como la referencia del mercado que se quiere alcanzar, señaló Tavares, después de haber constatado las mejoras.

En las tres marcas históricas se había pasado de un peso de la masa salarial del 15,1 % en 2013 al 10,3 % en 2017, mientras en Opel/Vauxhall desde el 15,2 % antes de la compra a General Motors se calcula que se reducirá al 13,5 % en 2018.

Acerca de ProfesionalesHoy 22598 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy