ThyssenKrupp gana un 36 % menos en sus tres primeros trimestres

Fráncfort (Alemania), 9 ago (EFE). – El grupo industrial alemán ThyssenKrupp ganó 190 millones de euros en los tres primeros trimestres de su año fiscal 2017/2018, un 36 % menos que un año antes, pero entra en pérdidas en el tercer trimestre.

ThyssenKrupp informó hoy de que en el tercer trimestre tuvo una pérdida atribuida de 131 millones de euros, frente al beneficio 254 millones de euros un año antes.

Estos resultados no incluyen las cifras del negocio de acero en América (Steel Americas), que ha sido vendido.

Incluido el negocio de acero en América, en los tres primeros trimestre del ejercicio 2016/2017 había tenido una pérdida atribuida de 751 millones de euros.

El grupo industrial alemán tuvo en el tercer trimestre gastos para proyectos adicionales de 200 millones de euros en su división Soluciones Industriales, donde la demanda de grandes pedidos es débil.

El presidente de ThyssenKrupp, Guido Kerkhoff, dijo al presentar las cifras que “vemos una imagen mixta” y que el resultado neto actual no les satisface.

Kerkhoff consideró que el flujo de caja no es satisfactorio y que esta situación no es sostenible a la larga.

ThyssenKrupp subió en los tres primeros trimestres la facturación un 3 % (31.683 millones de euros) pero redujo la entrada de pedidos un 1 % (31.122 millones de euros).

En el tercero se produce una recuperación de la entrada de pedidos y de la facturación del 7 %.

El resultado operativo mejoró en los tres primeros trimestres a 1.098 millones de euros (+12 %), pero en el tercer trimestre se redujo a 243 millones de euros (-50 %).

ThyssenKrupp añadió que se prepara para iniciar la sociedad de riesgo compartido con Tata y que el próximo paso son los procedimientos de control de la fusión por parte de las autoridades de defensa de la competencia.

ThyssenKrupp va a fusionar sus actividades de acero en Europa con las de la compañía india Tata, operación que prevé mejorará las cifras principales del balance de forma significativa.

El grupo industrial alemán redujo las cargas por pagos de pensiones en un 50 %, hasta 4.000 millones de euros.

También tuvo como consecuencia de la fusión con Tata unos impuestos más elevados, que sólo se contabilizarán una vez, porque ya no puede deducir las pérdidas registradas en Alemania.

ThyssenKrupp prevé un beneficio neto mejor que el obtenido el año pasado de 271 millones de euros y un flujo de caja libre antes de fusiones y adquisiciones también mejor (-855 millones de euros el año pasado), pero seguirá siendo negativo por la situación en la división de Soluciones Industriales. EFE

aia/jlm

Acerca de ProfesionalesHoy 22612 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy