Ingresos pasivos por Internet: ¿una nueva forma de vida?

Ingresos pasivos por Internet: ¿una nueva forma de vida?

“Actualmente genero varios miles de euros al mes en piloto automático con mis negocios online”, explica Pau Forner, emprendedor, nómada digital y autor del blog unavidaonline.com, donde comparte sus estrategias.

“No ha sido fácil y he tenido que dedicarle mucho esfuerzo, pero me permite trabajar desde donde quiera. De hecho, ahora mismo estoy viajando sin fecha de retorno por el sudeste asiático”, nos cuenta.

Pau usa varias fuentes de ingresos para generar un sueldo que multiplica varias veces el promedio español. Reinvierte una parte en mantener sus negocios, pero confiesa que su mayor motivación no es económica, sino la libertad de vivir sin tener que rendir cuentas a jefes o clientes.

Su caso no es único. Cada vez más personas insatisfechas con su situación laboral apuestan por Internet para crear un negocio que les permita ser dueñas de su propio tiempo, siendo libres para trabajar desde cualquier lugar donde haya una conexión a internet.

En la mayoría de los casos son profesionales con experiencia en algún sector -coaching, ventas, informática, etc.- que deciden poner sus conocimientos al alcance del público a través de un blog. Una vez logran ganarse la confianza de su audiencia, crean servicios pasivos que pueden vender sin que cada nuevo cliente les suponga una inversión adicional en tiempo o dinero.

El tipo de servicio más popular son los cursos en formato vídeo. De esta forma, el emprendedor online solo tiene que dar acceso al curso a sus nuevos clientes y ocuparse de proporcionar el soporte de ventas.

Nuevas tecnologías que lo hacen posible

Hace solo unos pocos años era necesario tener conocimientos de programación o invertir grandes sumas de dinero para contar con una web que permitiera desarrollar este modelo de negocio. Sin embargo, hoy en día ya existen plataformas gratuitas como WordPress donde crear una página web es tan sencillo como arrastrar y soltar bloques de contenido.

Una vez creado el servicio de pago, se automatiza el proceso de ventas con sistemas de email marketing o respuestas programadas. De esta forma el emprendedor ni siquiera tiene que ocuparse de vender: el sistema lo hace por él.

La idea es sencilla, pero no por eso su ejecución es fácil. Estos emprendedores deben superar el síndrome del impostor, especialmente aquellos que no están acostumbrados a dar la cara delante de clientes, y crear constantemente contenidos gratuitos que les permitan conseguir una audiencia y ganarse su confianza.

Además, como confiesa Pau, “un negocio pasivo nunca es realmente pasivo”. “Es necesario formarse continuamente, vigilar la competencia y trabajar duro para lograr la mayor cantidad de clientes posible”.

Contenidos que generan ingresos pasivos

No solo mediante un blog y servicios propios consigue ingresos pasivos esta nueva generación de emprendedores. Para aquellos que prefieren mantenerse en el anonimato también existen otras alternativas como el marketing de afiliación o la monetización de contenidos mediante publicidad.

El marketing de afiliación consiste crear una web donde publicar análisis, opiniones o comparativas de un tipo de productos, con el fin de informar a los consumidores indecisos. Estos análisis suelen referir hacia tiendas online donde es posible comprar el producto, como por ejemplo Amazon. Si el consumidor lo compra, la tienda proporciona una comisión a la web que le ha referido la venta.

Según Pau, “es un sistema sorprendentemente sencillo y, a medida que el consumidor va perdiendo el miedo a comprar por Internet, su potencial de ingresos aumenta”.

La monetización mediante publicidad funciona con un modelo parecido. El emprendedor crea una web donde ofrece contenidos informativos sobre un tema, como por ejemplo recetas, y los monetiza añadiendo bloques de publicidad. Por cada clic en el anuncio que hagan los usuarios, él recibe dinero.

Estos dos sistemas permiten ganar dinero en piloto automático publicando contenidos en páginas web. Los ingresos pueden ir desde unas decenas de euros, hasta miles de euros al mes.

“Existen muchísimas otras formas de generar ingresos pasivos”, comenta Pau. “Monetizar vídeos en Youtube con publicidad, autopublicar libros y venderlos en Amazon, crear tiendas online con dropshipping o vender tus propios cursos en plataformas de terceros”.

Aunque el caso de Pau demuestra que es posible llegar a vivir de ellos, su pasividad y mínimo mantenimiento una vez puestos en marcha hacen que este tipo de negocios también sean ideales para aquellas personas que desean complementar su sueldo o ahorrar para la jubilación. Solo el tiempo dirá qué nuevas oportunidades ofrece Internet para todo aquel que quiera descubrir nuevos modelos laborales.

Nota de prensa original Ingresos pasivos por Internet: ¿una nueva forma de vida?. Más notas de prensa en comunicae.es

Esta noticia ha sido publicada a través del servicio de información que Comunicae presta a Profesionales Hoy. Si usted representa a una empresa y desea beneficiarse de las ventajas de este servicio acceda al servicio de Notas de prensa de Comunicae.