Odebrecht desgrana ante expertos de América cómo busca recuperar la confianza

Panamá, 16 ago (EFE).- La brasileña Odebrecht desgranó hoy en un congreso hemisférico sobre combate a lavado de dinero la estrategia que ha implementado para recuperar la confianza de los Gobiernos y de la sociedad tras el escándalo sobre el pago de sobornos revelado hace más de dos años.

El director global de Cumplimiento de Odebrecht, Michael Munro, dijo que el primer paso para enfrentar una situación así debe ser “admitir el error” y “aceptar las consecuencias”, que en el caso de la constructora han sido multas millonarias y la prohibición de participar en licitaciones públicas durante algún tiempo.

Una vez superada esta fase, continuó el ejecutivo, es necesario explicar los cambios y los nuevos controles que se han implementado para evitar nuevos actos delictivos y enfatizar que “somos una empresa con más de 70 años de experiencia y que nunca se ha puesto en cuestión la calidad de nuestras obras”.

“La gente no nos va a creer así porque sí. Tenemos que demostrar que hemos cambiado. Va a costar tiempo, pero es cuestión de insistir y de explicar quiénes somos y los grandes proyectos que realizamos”, apuntó.

Munro fue uno de los ponentes del XXII Congreso Hemisférico para la prevención del blanqueo de capitales, financiamiento del terrorismo y de la proliferación de armas de destrucción masiva, que reúne hasta el viernes en la capital panameña a más de un millar de funcionarios y expertos financieros de 16 países americanos.

El directivo de Odebrecht explicó durante la conferencia “Abordar el pasado, trabajar para el futuro”, que el programa de cumplimiento que han aplicado es similar al que desarrollaron otras empresas que anteriormente enfrentaron escándalos de corrupción y pago de sobornos, como la alemana Siemens o la francesa Total.

El plan, añadió, consiste en mejorar la comunicación interna de la firma, habilitar un departamento para que los propios empleados puedan denunciar prácticas irregulares, reforzar el control sobre los pagos en especie, las dietas y los viajes de empresa, así como endurecer la vigilancia sobre las donaciones y el patrocinio, entre otras medidas.

“Los programas de cumplimiento no son estáticos, están siempre en evolución y en mejoramiento. Sabemos que tenemos unos de los mejores programas de cumplimiento del mundo, pero no es suficiente, hay que mejorarlo constantemente”, aseguró.

El escándalo estalló en diciembre de 2016, cuando el Departamento de Justicia de Estados Unidos divulgó unos documentos que desvelaron que la constructora brasileña pagó cerca de 788 millones de dólares en sobornos en una docena de países latinoamericanos, como Panamá, Perú, Argentina, República Dominicana, Brasil o Venezuela.

Tras la revelación, varios países vetaron a la firma en licitaciones públicas y otros alcanzaron con ella acuerdos judiciales, que incluyen el pago de multas millonarias y la delación de los funcionarios locales a los que pagaron sobornos.

Por el caso de Odebrecht están procesadas 63 personas en Panamá, entre ellas dos hijos del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014), sobre quienes hay una orden de búsqueda y captura.

Odebrechet, que llegó a Panamá en 2006 y tiene más de 10.000 trabajadores en el país, es la principal contratista del Estado panameño y actualmente ejecuta obras que superan los 3.000 millones de dólares.

Acerca de ProfesionalesHoy 23075 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy