Álava, única provincia que conserva el economato para los empleados del metal

Madrid, 18 ago (EFE).- La provincia de Álava es la única que aún conserva el economato para los trabajadores de empresas adscritas al convenio colectivo de la industria del metal, según los datos de la negociación colectiva de la industria del metal 2017.

De acuerdo a estos datos, una de las prestaciones complementarias y mejoras sociales para los trabajadores de la industria del metal de Álava es conservar las tiendas propias de las empresas para vender entre sus trabajadores productos a un precio más barato, algo que ya ha desaparecido en el resto de España.

Las mejoras o beneficios salariales para los trabajadores de la industria del metal consisten en pluses o ayudas que varían según los convenios acordados en cada provincia y que abarcan desde prestaciones económicas para discapacitados, ya sean los propios trabajadores o personas dependientes económicamente de ellos, hasta premios a la permanencia en la empresa.

En Cádiz, por ejemplo, se ofrece una ayuda de 85,2 euros para los trabajadores con hijos discapacitados y para solteros cabeza de familia con hermanos en esta situación.

Además, en esta provincia se acordó a través de la negociación colectiva un beneficio social que consiste en establecer un fondo económico para completar las pensiones de todo tipo (como jubilación, viudedad u orfandad) siempre que sean inferiores al salario mínimo interprofesional.

Otra de las mejoras sociales que se recogen en algunas provincias es la compensación por antigüedad, o también llamado de vinculación o de constancia, que están incluidos en la base de cotización y suponen una ayuda para los empleados que lleven más de un número determinado de años en la empresa o para los que se jubilen tras haber trabajado un largo periodo de tiempo en la compañía.

Dentro de las ayudas por fallecimiento, Ciudad Real recoge en su convenio que en el supuesto de muerte natural de un empleado, la empresa concederá a sus beneficiarios una ayuda consistente de dos mensualidades del salario promedio mensual.

Una ayuda llamativa es la que se concede en Huelva, que consiste en que los trabajadores de la industria del metal cuentan con un seguro de retirada de permiso de conducir en el que se expone que los conductores percibirán mensualmente 3,28 euros para formalizarlo.

Por su parte, la negociación colectiva en Jaén estipula la percepción de 300 euros para los trabajadores de la empresa que contraigan matrimonio y de 129 euros en el caso de nacimiento de un hijo.

En lo que se refiere a las ayudas a los estudios de los hijos de los trabajadores de la industria del metal, que se recogen en los convenios de Almería, Ávila, Cádiz, Castellón, Huelva, Jaén, Málaga y Palencia, concretan unas bonificaciones que pueden ir desde la adquisición de material escolar hasta una ayuda a la escolaridad para los estudios de primaria, secundaria, bachillerato y, en algunos casos, para los superiores.

Una de las mejoras sociales que se establece en muy pocos convenios de la industria del metal es la bolsa de vacaciones -compensación por no disfrutarlas en verano-, que solo aparece en los acuerdos de Cáceres, Almería, Córdoba y Huelva.

En Lugo, las empresas de la industria del metal crean un fondo de préstamos para sus trabajadores sin intereses y en un tiempo de devolución acordado por ambas partes.

Por su parte, Málaga recoge por convenio la ayuda por traslado a otro centro de trabajadores de montaje y tendido de líneas por el que suple los gastos de traslado más indemnización de tres mensualidades y el alquiler de vivienda superior a 180 euros mensuales.

Acerca de ProfesionalesHoy 21518 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy