Riu negocia la venta de la zona comercial del Edificio España por el desacuerdo con Baraka

Madrid, 21 ago (EFE).- La cadena hotelera Riu ha iniciado negociaciones para vender a un fondo el área comercial con la que contará el madrileño Edificio España y por la que mantiene desavenencias con Baraka, sociedad del empresario Trinitario Casanova que le vendió el inmueble en 2017 y que, a su vez, ha demandado a la empresa balear.

Baraka informó hoy, en un comunicado, de que ha presentado una demanda ante los juzgados de primera instancia de Madrid contra Riu, en la que pide como medida cautelar que se paralicen las obras de reforma del edificio madrileño porque “no se están realizando conforme al proyecto pactado”.

Casanova sostiene que en junio de 2017 ambas partes firmaron un documento en virtud del cual Baraka Renta pasaría a ser propietaria de la zona comercial, que suma 15.000 metros cuadrados, una vez se avanzara en la reforma y se realizaran la declaración de obra nueva y la escritura de división horizontal independiente.

Por contra, Riu ha asegurado que no es cierto que Baraka tenga ningún contrato de derecho a compra o a escriturar la zona comercial del Edificio España, en el que la empresa balear prevé abrir un hotel.

“Lo que Baraka firmó con Riu en el momento de la compra del edificio fue un contrato de mandato, no representativo, de venta para la búsqueda de inversores de la zona comercial que no ha cumplido, pese a reiterados requerimientos por parte de Riu”, ha asegurado la empresa hotelera.

Según Riu, dicho acuerdo “simplemente daba un periodo para que Baraka buscara inversores para adquirir los 15.000 metros cuadrados de zona comercial (parte de las dos primeras plantas), a cambio de la correspondiente comisión”.

Ante la resolución del contrato por incumplimiento, “Riu ha iniciado de forma directa un proceso de venta con un fondo inversor español”, según la empresa hotelera, que apunta que el comunicado emitido hoy por Grupo Baraka “es la previsible reacción que ya esperaba Riu por parte de Trinitario Casanova”.

La firma balear asegura que se defenderá ante las instancias oportunas y advierte de que se reserva expresamente poder ejercitar cualquier acción en reclamación de daños y perjuicios en todo lo que afecte a la pretensión de paralización de la obra y a la reputación de la empresa.

Riu inició en octubre las obras en el emblemático inmueble, que lleva unos doce años cerrado, con la intención de abrir en él el primer hotel en España de su línea urbana Riu Plaza, previsiblemente a mediados de 2019.

La hotelera invertirá en el proyecto entre 380 y 400 millones de euros, incluida la compra del edificio (unos 272 millones) y su reforma.

El futuro hotel tendrá una categoría de cuatro estrellas y contará con 589 habitaciones y 15 salas de reuniones, que sumarán casi 3.000 metros cuadrados destinados a eventos sociales y corporativos.

La cadena hotelera anunció el 1 de junio de 2017 un acuerdo para comprar el Edificio España al grupo murciano Baraka, que previamente lo había adquirido a la empresa china Delian Wanda, con la que Casanova también mantuvo discrepancias.

Entonces, anunciaron que Baraka se haría cargo de la gestión de la zona comercial del edificio, de 15.000 metros cuadrados, donde estaba previsto que se instalaran unos grandes almacenes, aún por determinar.

Acerca de ProfesionalesHoy 21538 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy