México celebra acuerdo comercial con EE.UU y prioriza incorporación de Canadá

México, 27 ago (EFE).- El acuerdo comercial anunciado hoy entre México y Estados Unidos fue recibido con entusiasmo por el país latinoamericano, que no obstante interpuso como “prioridad” la suma de Canadá para que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) dé como fruto un pacto trilateral.

El gobierno de Enrique Peña Nieto, quien entregará el testigo al de Andrés Manuel López Obrador el próximo 1 de diciembre, expresó su alivio por cerrar un tratado que blinda, en cualquier escenario, la relación con su socio principal.

Es un acuerdo que, además, termina de diluir uno de los factores que los analistas señalaban como fuente de incertidumbre para el desarrollo de la economía mexicana.

“Las diferencias que había en esta negociación con Estados Unidos han quedado superadas”, sentenció Peña Nieto en un acto oficial celebrado en la capital mexicana, después de que él y su homólogo estadounidense, Donald Trump, anunciaran que habían llegado a un acuerdo bilateral.

Sin embargo, este acuerdo, calificado por el presidente como de “ganar-ganar”, no es para México un punto final, dado que busca que en los próximos días se cierre el acuerdo que incluya al tercer socio del TLCAN, Canadá, que no participó en las últimas conversaciones llevadas a cabo por sus socios.

Desde antes de que se divulgara el anuncio del acuerdo bilateral, Peña Nieto insistía en la importancia de incorporar a Canadá, y en este sentido discurrió la conversación telefónica que mantuvo con el primer ministro de ese país, Justin Trudeau.

“Le expresé la importancia de su reincorporación al proceso, con la finalidad de concluir una negociación trilateral esta misma semana”, apuntó el mandatario mexicano en sus redes sociales.

Después, en su conversación con Trump, que pudo seguirse en directo desde el Despacho Oval gracias a un altavoz, Peña Nieto insistió en varias ocasiones en la incorporación del tercer socio. A lo largo de la renegociación del tratado, recordó, se buscó “concretar un acuerdo que fuera en beneficio de las tres partes”.

De la misma forma, el canciller mexicano, Luis Videgaray, ofreció una rueda de prensa en Washington en la que reafirmó que el país pondrá todo su “empeño” y “voluntad” para que Canadá quede incluida.

“Para México es fundamental, es una prioridad, que Canadá pueda estar en la negociación, que pueda ser parte del acuerdo, que siga siendo, como desde el primer día, un acuerdo trilateral”, expuso.

México ha sido mucho más enfático en este aspecto que EE.UU., dado que, si bien expresó su “deseo” de que Canadá entre, Trump señaló que el acuerdo con su vecino del norte también podría ser por “separado”.

Incluso se mostró en favor de cambiar el nombre al pacto, con lo que se llamará “Acuerdo de Comercio de EE.UU. y México”, porque -consideró-, el de TLCAN tiene “connotaciones muy negativas”.

Tanto Peña Nieto como Videgaray agradecieron la contribución del equipo de transición de López Obrador, y en particular, la tarea realizada por su representante del próximo gobierno en las negociaciones, Jesús Seade.

A su vez, el futuro canciller de México, Marcelo Ebrard, dijo en un breve mensaje a medios que el de hoy es un “avance positivo” tras los “momentos de tensión” que han vivido los socios del TLCAN, en vigor desde 1994.

El acuerdo bilateral “reduce la incertidumbre” y “favorecerá el entorno económico de nuestro país”, destacó el próximo titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

En el mismo sentido se pronunció el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, quien reconoció “el compromiso y esfuerzo de los líderes políticos y de los equipos negociadores de ambos países”.

El anunció dará “certidumbre a los agentes económicos vinculados al comercio entre ambos países y constituye además una señal muy positiva a nivel internacional”, subrayó en un comunicado.

La ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, viajará mañana a Washington para continuar las negociaciones, aunque, a través de su portavoz, ya ha avanzado que únicamente firmará el tratado si resulta beneficioso para su país y para la clase media.

En cuanto a la incorporación de Canadá, Aribel Contreras, coordinadora de la Licenciatura en Administración de Negocios Internacionales de la Universidad Iberoamericana, subrayó a Efe que la relación comercial entre este país y México está protegida, porque ambos están dentro del TPP11.

En caso de que Canadá no firme, “la relación bilateral no quedaría descobijada”, porque ambos ya han hablado “inclusive de más temas más allá del TLCAN” en el marco del TPP11, suscrito por 11 economías de la Cuenca del Pacífico.

Acerca de ProfesionalesHoy 23168 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy