De Guindos dice que Brexit y política monetaria de EEUU agravan incertidumbre

La Granda (Asturias), 31 ago (EFE).- El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, ha avertido hoy de que la evolución de la política monetaria de EEUU, los “todavía limitados progresos en las conversaciones sobre el Brexit” y la debilidad de las economías emergentes agravan la incertidumbre general sobre las perspectivas de crecimiento en la zona euro

No obstante, el exministro de Economía ha asegurado que el crecimiento en la zona euro sigue siendo “sólido y generalizado” y que, aunque se ha ralentizado antes de los previsto, espera que la expansión continúe y la fortaleza subyacente de la economía continúe sustentando el ajuste sostenido de la inflación a niveles próximos al 2 %, pero por debajo de esa cifra.

De Guindos, que ha clausurado hoy la XL edición de los cursos de Verano de La Granda con una ponencia sobre “La zona euro: estado actual y retos futuros”, ha advertido de que las incertidumbres derivadas del auge del proteccionismo, de la finalización de las negociaciones del Brexit y de las vulnerabilidades de las economías emergentes “son ahora más visibles que hace unos meses”.

Además, ha asegurado que las perspectivas de inversión siguen siendo sólidas, que el aumento de la demanda de préstamos se mantendrá en el próximo trimestre y que, aunque prevé que la inflación repunte en el corto plazo, el BCE espera que en los tres próximos años se situé en el 1,7 % en cada ejercicio.

De Guindos ha incidido en que, tras las elevadas tasas de crecimiento registradas en la zona euro durante 2017, este año se ha ralentizado y que la expansión actual, iniciada en 2013, durará menos y será más reducida de lo que es habitual.

Al mismo tiempo, ha señalado, los riesgos a la baja para el crecimiento relacionados con las amenazas proteccionistas y con el aumento de las tensiones comerciales siguen siendo notables.

Para De Guindos, consolidar la arquitectura institucional de la Unión Económica y Monetaria resulta “esencial para promover la cohesión económica sin fragmentación ni desequilibrios excesivos”.

Tras destacar que hasta ahora la política monetaria ha sido hasta ahora la pieza fundamental, el vicepresidente del BCE ha señalado que “no puede seguir siendo la única opción” y que es preciso actuar en la política fiscal y las reformas estructurales.

“Frente a los elevados niveles de deuda pública son necesarias políticas fiscales responsables”, ha dicho el exministro antes de señalar que algunos países, sin mencionar ninguno, deberían aprovechar la recuperación actual y las favorables condiciones financieras para reducir dichos déficit y que otros, que tienen margen presupuestario, deberían aumentar sus inversiones públicas.

De Guindos se ha mostrado partidario de avanzar en materia de políticas estructurales con el fin de incrementar el crecimiento potencial a medio plazo y de reformas, a nivel nacional y de la Unión Europea “para mantener la estabilidad del sistema financiero y la capacidad de resistencia de la unión monetaria”.

A la vez, ha advertido, también “es prioritario” introducir medidas fiscales de estabilización común que permitan mantener la convergencia en caso de perturbaciones graves y actúen “como un verdadero instrumento de política fiscal contracíclica”.

En el sector financiero, ha dicho que es “esencial completar la unión bancaria con su tercer pilar, el sistema europeo de garantía de depósitos, y avanzar “decididamente” hacia la unión de los mercados de capitales promoviendo mercados de bonos y de renta variable “profundos y líquidos”.

“Lograr estos objetivos es fundamental para la estabilidad financiera, el progreso de la integración europea y, en última instancia, para el crecimiento económico y la mejora del bienestar de la sociedad europea”, ha concluido.

Acerca de ProfesionalesHoy 21556 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy