El Gobierno y Podemos avanzan para cerrar un acuerdo presupuestario y fiscal

Madrid, 1 sep (EFE).- El Gobierno y Unidos Podemos, su principal apoyo en la moción de censura contra Mariano Rajoy, avanzan para cerrar un acuerdo presupuestario de cara a 2019 y que incluya un aumento de los impuestos a las rentas más altas.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se ha reunido dos veces con los principales dirigentes económicos de la formación morada y una vez recabado su apoyo a la modificación de la Ley de Estabilidad, el Gobierno se centra en la fiscalidad.

De hecho, para Unidos Podemos el tema impositivo es “fundamental” para avanzar en las mesas sociales, de Educación, Sanidad, Dependencia o pensiones ya que abogan por aumentar la recaudación fiscal para “incrementar el gasto en el bienestar social”.

Bajo esta premisa negocia el secretario de Organización y Programa de Podemos, Pablo Echenique, y los responsables económicos del partido y del grupo parlamentario.

Crear un impuesto a las transacciones financieras más especulativas, otro a las grandes fortunas y regular las sicav son temas abiertos que están sobre la mesa y que, de momento, Hacienda no ha rechazado.

“Ninguna de las dos partes ha renunciado a nada”, dijo Echenique un día antes de que Montero confirmara que el Ejecutivo explora y analiza subir el IRPF a las rentas superiores a los 150.000 euros anuales, “porque no pertenecen ni a clases medias ni a clases trabajadoras”.

El Ejecutivo y Podemos coinciden en que se debe recaudar gravando a los que más ganan y aunque ya no hablan de un impuesto a la banca siguen explorando otro a las transacciones financieras más especulativas.

No obstante, el debate más complejo se cierne en torno a la modificación del impuesto sobre sociedades después de que el Gobierno anunciara que habrá un tipo mínimo del 15 % y que no afectará a las pymes.

Si la modificación afecta a empresas con facturación superior a 8 millones de euros sí se vería incluida la pequeña empresa, que factura menos de 10 millones anuales.

Echenique avanza que hay que atajar las deducciones fiscales a las que se pueden acoger las grandes corporaciones.

Fuentes de la formación morada inciden en la buena sintonía de estos encuentros que -afirman- se intensificarán los próximos días con intercambio de documentos y propuestas.

También Montero ha señalado que están trabajando “de forma intensa con Podemos satisfactoriamente” y que cree que se están produciendo avances.

De hecho, Podemos ve viable que el Ejecutivo elimine el copago farmacéutico y Hacienda ha propuesto ya prolongar a 16 semanas el permiso de paternidad de forma paulatina hasta 2021.

La modificación de la regla de gasto, para que los ayuntamientos puedan invertir su superávit más fácilmente, o la vuelta al IPC en la revalorización de las pensiones, son otros de los asuntos que también van por buen camino.

Sin embargo, el Gobierno no negocia todavía con las otras dos formaciones que apoyaron la presidencia de Pedro Sánchez: el PNV y el PDeCAT.

Fuentes parlamentarias del PNV han confirmado a EFE que no hay contactos presupuestarios mientras que el portavoz de Presupuestos del PDeCAT, Ferran Bel, ha lamentado que tampoco se les haya llamado para negociar y no ve “prioritario” subir el IRPF.

La portavoz del Gobierno y titular de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, avisa a los nacionalistas de que todavía están “al principio del camino” y que es un “trabajo complejo” en el que el Gobierno sabe que deberá pactar con otros interlocutores parlamentarios.

Los nacionalistas catalanes, ERC y Compromís apoyarán al Gobierno en la modificación de la Ley de Estabilidad que impedirá que el Senado vete la senda de déficit y permita que el Congreso pueda volver a votarla si es rechazada por la Cámara Alta, pero lo que no están garantizados son sus apoyos a los nuevos objetivos de déficit y al techo de gasto.

El Gobierno baraja presentar los Presupuestos en noviembre y ve deseable que para esa fecha ya estuviera aprobada la reforma de la Ley de Estabilidad.

Por otra parte, el Ejecutivo se encontrará de frente con la oposición del PP y de Ciudadanos.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha asegurado que la subida de impuestos es “insolidaria” y pone “en riesgo” la recuperación económica y el vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, ya ha advertido de que su partido “dificultará” la aprobación de las próximas cuentas públicas.

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha acusado al Gobierno de ‘podemizar’ la economía y cree que será incapaz de alcanzar mayorías parlamentarias.

Acerca de ProfesionalesHoy 23055 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy