El Gobierno luso dice que la ley sobre VTC no será revocada pese a las protestas

Lisboa, 22 sep (EFE).- El secretario de Estado Adjunto y de Ambiente portugués, José Mendes, aseguró que la ley que regula las plataformas de vehículos de alquiler con conductor (VTC) entrará en vigor el próximo 1 de noviembre a pesar de las protestas de los taxistas para frenarla.

“La ley nació de una propuesta del Gobierno y fue aprobada en la Asamblea de la República por una mayoría muy representativa y promulgada por el presidente (…) No se van a subvertir las reglas del Estado de derecho y la ley entrará en vigor”, dijo en una entrevista publicada hoy por el semanario Expresso.

Mendes, que tutela el sector de los transportes lusos, consideró que hay espacio para que, dentro de tres años, la ley pueda ser analizada y sujeta a ajustes que sean necesarios, pero reiteró que no va a ser revocada.

Los taxistas cumplen este sábado su cuarto día consecutivo de protestas en las ciudades de Lisboa, Oporto y Faro, donde se mantienen parados en rechazo a la ley que regula las VTC.

Las protestas, convocadas por la Federación Portuguesa del Taxi (FPT) y la Asociación Nacional de Transportistas Viarios en Automóviles Ligeros (ANTRAL), se prolongarán al menos hasta el lunes, cuando está previsto que sean recibidos por el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa.

Las quejas se centran, sobre todo, en que la futura normativa no limitará el número de VTC que pueden trabajar en una zona, al contrario de lo que ocurre con los taxis.

El secretario de Estado defendió que “es falso decir que hay competencia desleal” y que, mientras que las VTC cuentan con la ventaja de no contar con una limitación de vehículos, el sector del taxi goza de beneficios fiscales no aplicables a los operadores de empresas como Uber o Cabify.

La ley sobre VTC fue aprobada el pasado 12 de julio por el gubernamental Partido Socialista (PS), con el apoyo de la bancada conservadora del Partido Social Demócrata (PSD) y de los ambientalistas del PAN (Personas, Animales y Naturaleza).

Votaron en contra el Bloque de Izquierda y el Partido Comunista Portugués, socios del Gobierno socialista, mientras que se abstuvo el partido más a la derecha del Parlamento luso, el CDS-PP.

Los comunistas entregaron el viernes en el Parlamento un proyecto de ley para que la regulación sea revocada, acción que fue aplaudida por los representantes del taxi.

Acerca de ProfesionalesHoy 22052 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy